¿Qué son los puentes dentales?, qué tipos hay e indicaciones

La necesidad de reemplazar dientes que se encuentran ausenten en la parte anterior de la cavidad oral es obvia pero es igual de importante la rehabilitación en la región posterior de la boca.

La boca y sus arcadas se encuentran en un equilibrio dinámicos, en el que los dientes se encuentran apoyados uno a los otros. Si existe una ausencia o pérdida dental, la integridad estructural de la arcada se interrumpe ocasionando un desequilibrio en la cavidad oral. Los dientes adyacentes a la ausencia dental y los antagonistas se mueven hacia el espacio edéntulo, inclinándose o extruyéndose. 

Los dientes ausentes pueden reemplazarse mediante la prótesis fija, esta puede ser parcial removible, prótesis parcial fija dentosoportada o prótesis parcial fija implantosoportada. Para poder escoger un tipo u otro, es imprescindible tener en cuenta los factores biomecánicos, periodontales, estéticos y económicos, siendo unos de los más importantes los deseos del paciente, aunque también se pueden combinar ambos tipos de tratamiento. 

La prótesis fija abarca desde la restauración de un solo dientes has poder realizar una rehabilitación de toda la oclusión dental. También es posible la restauración completa de los dientes por separado y conseguir así la mejora de la zona estética de la cara, de la sonrisa.

Este tipo de prótesis mejora la comodidad, así como la capacidad masticatoria del paciente, conservando la salud y la integridad de las arcadas dentarias. En ocasiones también se eleva la autoimagen y la autoestima del paciente.

¿Qué son los puentes dentales?

La prótesis parcial fija o puente dental es un aparato protético permanente que queda unido a los dientes remanentes, que sustituye uno o más dientes ausentes. 

El diente que sirve como elemento de unión para una prótesis parcial fija se nombra como pilar. El diente artificial que se sustenta en el diente pilar es el póntico. Este póntico se une con los retenedores. 

Habitualmente si los dientes pilares están sanos periodontalmente y el espacio edéntulo es correcto y recto, se puede realizar una prótesis parcial fija con una larga vida de durada en la cavidad bucodental del paciente. 

Para poder realizar un puente dental o cualquier tratamiento odontológico es imprescindible obtener una historia clínica. Esta debe ser breve y concisa. Se debe tener en cuenta la exploración por aparatos, la medicación, las analíticas, los traumatismos, las intervenciones quirúrgicas y las alergias. 

En la historia dental general se tiene que tiene que tener en cuenta el motivo de consulta, la causa de la pérdida dentaria, los hábitos que el paciente tiene, el estado periodontal de los dientes, las restauraciones, la existencia de prótesis parciales removibles  previas, tratamientos de cirugía oral y si existe algún tipo de disfunción craneomandibular. 

Los tipos de puentes dentales e indicaciones

Los puentes dentales o prótesis parcial fija puede ser de tres tipos fundamentales:

  • Prótesis parcial fija convencional dentosoportada
  • Prótesis parcial fija adhesiva
  • Prótesis parcial fija implantosoportada

La prótesis parcial fija convencional dentosoportada es la que se coloca sobre dientes cuando existe una zona edéntula que incluye pocas piezas. La configuración habitual de este tipo de prótesis utiliza un diente pilar en cada extremo del espacio edéntulo para soportarla.

La prótesis parcial fija adhesiva constituye una restauración conservadora reservada para situaciones en las cuales los pilares no presenten defectos y falte un único diente, como un incisivo o un premolar. Este tipo de prótesis requiere un pilar por distal y otro por mesial del espacio edéntulo. La prótesis parcial fija adhesiva va cementada directamente sobre la cara lingual o palatina de los dientes pilares adyacentes. 

La prótesis parcial fija implantosoportada es ideal en los casos en los que existe un número insuficiente de dientes pilares, la fuerza de éstos es inadecuada para soportada una prótesis parcial fija convencional o la actitud del paciente y/o la combinación de factores intraorales desaconsejan la elección de una prótesis parcial removible. En este tipo de prótesis se emplea la colocación de un implante como un pilar en un espacio de tres o más dientes de largo. Es posible reemplazar toda una arcada por una prótesis completa implantosoportada.

Las prótesis parciales fijas pueden ser clasificadas también, según el número de dientes a sustituir y la posición del especio edéntulo en la arcada, en simples o complejas. La simple es la que reemplaza un único diente y la compleja requiere la sustitución de más de un diente.

Es importante tener en cuenta que el mejor tratamiento es el de no hacer nada. Aun así en ocasiones es imposible no hacer ningún tratamiento sino que se requiere rehabilitar la función masticatoria con la colocación de una prótesis fija. Este tipo de prótesis se utiliza cuando hay una caries muy extensas, agenesias, avulsiones, fracturas, malposiciones dentarias, abrasiones o atricción, cuando se requiera realizar una rehabilitación oclusal, una retención de elementos de unión o la recuperación espacio entre dientes. 

REFEENCIAS

  • Goldstein RE. Odontología estética. Barcelona: Ars Medica; 2002.
  • Rosenstiel SF, Land MF, Fujimoto J, editors. Contemporary fixed prosthodontics. 5th ed. St. Louis: Mosby; 2016
  • Peñarrocha Diago M. Implantología oral. Barcelona: Ars Médica; 2001.
  • Zarb GA, Bolender CL, Hickey JC, Carlsson GE. Prostodoncia total de Boucher. [S.l.]: Nueva Editorial Interamericana; 1994.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies