Bruxismo dental, todo lo que debes saber

¿Qué es el bruxismo dental?

El bruxismo es una actividad motora orofacial que está caracterizada por episodios de apretamiento y/o rechinamiento de los dientes durante el sueño. Esta actividad puede estar acompañada de fenómenos de microdespertar y asociada a la presencia de ruidos de ruidos dentarios.

Esta acción se realiza de forma involuntaria al contactar los dientes entre si con una fuerza constante y más elevada que a la de la masticación. Esta parafunción suele producirse en las hora de sueño, aunque también puede diagnosticarse durante el día.

El bruxismo dental afecta aproximadamente a un 8% de la población general. Esta actividad motora tiene tendencia a disminuir con la edad. El desarrollo del bruxismo suele relacionares con unos factores tanto genéticos como relacionados con el estrés.

Los tipos de bruxismo dental

Existen dos tipos principales de bruxismo dental, estos son:

  • El bruxismo primario
  • El bruxismo secundario

El bruxismo primario puede llamarse también bruxismo idiopático. Se basa en el apretamiento durante el día sin que exista una causa u problema que desencadene el bruxismo dental.

El bruxismo secundario, nombrado también como iatrogénico, por lo contrario tiene una causa o problema asociado. Corresponde a las formas de bruxismo las cuales se relacionan con patología psiquiátrica, neurológica, drogas o cualquier desorden durante el sueño.

Los signos y los síntomas del bruxismo dental

Para poder diagnoticar adecuadamente cualquier patología es imprescindible que se realiza una historia clínica completa. Además, de una exploración tanto intraoral como extraoral, así como una adecuada exploración de la articulación temporomandibular (ATM). Las pruebas complementarias en ocasiones nos sirven para obtener un diagnóstico de certeza, algunas de ellas pueden ser la radiografía panorámica o la tomografía computarizada (TC).

El bruxismo causa múltiples alteraciones y molestias que estas son diagnosticadas gracias al procedimiento citado anteriormente. 

Los signos y síntomas que, según la American Academy of Sleep Medicine (AASM), existen en las personas bruxistas son una hipertrofia de los músculos masetero y temporal, la existencia de indentaciones en los márgenes laterales de la lengua, la presencia de dolor durante la palpación de los músculos masticatorios o en la ATM y cefaleas de tipo matutinas.

La parafunción del bruxismo repetida de forma continua puede desencadenar el dolor en la zona de la mandíbula e incluso las cefaleas, el dolor de cabeza. La razón a esto es la tensión muscular en los músculos masetero y temporal, localizados en la mandíbula y en la zona lateral de la cabeza respectivamente, responsables del cierre de la mandíbula y, por lo tanto, del apretamiento dental. 

El desgaste de los dientes, la atricción, es otro de los principales signos del bruxismo. En estos existe una atricción generalizada con facetas de desgaste, sobretodo en las caras oclusales de los dientes, y con una pérdida de las guías caninas. Estos desgastes son consecuencia del continuo rechinamiento entre dientes. Es importante tener el cuenta que el desgaste dentario por si solo no implica tener bruxismo.

El abordaje terapéutico del bruxismo dental

El abordaje terapéutico del bruxismo va orientado, principalmente, a prevenir, controlar y disminuir los efectos patológicos que tiene el bruxismo sobre el aparato estomatognático. Aunque es sabido que no existe una terapia cien por cien efectiva a para poder eliminar de forma permanente el hábito del bruxismo.

Las opciones terapéuticas más efectivas para el bruxismo se basan en los tres puntos siguientes:

  • Dar información al paciente y controlar de los factores de riesgo
  • Las férulas oclusales (o férulas de descarga)
  • El tratamiento con fármacos

El primer punto es informar y enseñar el paciente, incluyendo diferentes estrategia para la modificación de la conducta para poder controlar los factores de riesgo como el tabaco, el consumo de alcohol o la infesta excesiva de café. En ocasiones, es necesario recurrir a técnicas como las técnicas de relajación, la higiene del sueño u otras técnicas como la hipnosis, el biofeedback y la terapia cognitivo conductual para mejorar la terapia del bruxismo.

Las férulas oclusales, o férulas de descarga, de estabilización o de desprogramación,son dispositivos ortopédicos intraorales removibles que están hechos de una resina acrílica dura.  Estas férulas suelen cubrir totalmente los dientes y tienen un determinado esquema oclusal que siguen conjuntamente con la arcada dental antagonista. Este esquema oclusal puede ser de dos tipos: el primero con un contacto a arco completo y, el segundo, con contacto oclusal solo en los dientes anteriores. Las férulas sirven también para amortiguar y evitar el rozamiento entre los dientes antagonistas, disminuyendo la presión entre estos y relajando la musculatura masticatoria. El efecto de las férulas oclusales es transitorio y presenta una gran variabilidad entre los pacientes. 

Las indicaciones de las férulas oclusales se limitan a situaciones clínicas en las que el bruxismo cursa con sintomatología dolorosa muscular. También se utilizan para prevenir los efectos patológicos que las fuerzas oclusales del bruxismo tienen sobre los dientes, el periodonto y diferentes restauraciones. En cambio, en aquellos pacientes que además refieran ronquidos y apnea obstructiva del sueño estarán más indicados a la colocación de una férula oclusal.  

La terapia coadyuvante farmacológica suele usarse solamente en situaciones puntuales de agudización del hábito bruxista. Algunos de los fármacos utilizados para el bruxismo son las benzodiacepinas, los antidepresivos, los fármacos neurolépticos y antipsicóticos, y los dopaminérgicos. Es importante destacar que el uso de fármacos debe ser un abordaje integral y multidisciplinar.

REFERENCIAS

  • Okeson, JP. Management of Temporomandibular Disorders and Occlusion. Misouri: Elsiever. 2013.
  • Attanasio R. Revisión del bruxismo y su tratamiento. Clinicas Odontológicas de Norteamérica. Interamericana. Madrid. 1997 
  • Hokama H, Masaki C, Mukaibo T, Tsuka S, Kondo Y, Hosokawa R. The effectiveness of an occlusal disclosure sheet to diagnose sleep bruxism: A pilot study. CRANIO. 2019;37(1):5–11.
  • Machado E, Dal-Fabbro C, Cunal-Paulo A, Kaizer-Osvaldo B. Prevalence of sleep bruxism in children: A systematic review.Dental Press J. Orthod. 2014;19(6):54-61.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies