Caninos incluidos: causas y tratamientos

Los caninos incluidos son aquellos que no erupcionan y a pesar de tener la raíz completamente formada, permanecen dentro del hueso maxilar o mandibular más allá de su edad de erupción normal.  

Debido a su importancia estética y su función clave en la oclusión, se intentará conducirlo a su posición normal anatómica. Es de importancia realizar un diagnóstico precoz antes des los 12 o 13 años para prevenir la inclusión. 

¿Cuáles son las causas de los caninos incluidos?

La inclusión del canino inferior tiene las mismas causas que en los demás dientes. En cambio, la elevada frecuencia de inclusión del canino superior (2% de los individuos) obedece a una etiología particular.   

  • Involución de los maxilares. El maxilar, en menor medida que la mandíbula, ha sufrido una involución filogenética con disminución de su volumen total (hipoplasia), lo que ocasiona una conflicto de espacio a los dientes. 
  • Posición anatómica próxima a la soldadura de los dos procesos, la premaxila y el proceso maxilar superior lateral. 
  • Trayecto de erupción largo y complejo. El primer premolar y el incisivo lateral erupcionan antes que el canino, por ello presenta más dificultades y puede encontrar una falta de espacio para salir. 
  • Erupción tardía del canino permanente. 

Pueden existir otros factores de una importancia secundaria por lo que los caninos permanezcan incluidos dentro del hueso: 

  • Patología tumoral. Presencia de tumores odontogénicos pueden suponer un freno a la erupción del canino. 
  • Traumatismos. Una lesión del canino permanente en su etapa de desarrollo puede alterar su trayecto. 
  • Alteraciones de los incisivos laterales. Los incisivos laterales tienen una alta frecuencia de que presenten alteraciones como agenesias o anomalías del tamaño. Este diente ofrece una guía de erupción del canino, por lo que se puede alterar la guía de erupción. 
  • Herencia multifactorial poligénica . Por origen genético. 

¿Qué tratamientos existen para los caninos incluidos?

Después de la realización de una historia médica, una exploración clínica y unas pruebas complementarias adecuadas, se diagnostica la inclusión del canino permanente. 

Es importante valorar siempre la posibilidad de traccionar el canino para situarlo dentro de la arcada dentaria y que pueda realizar su función y devuelva al paciente la estética pertinente. En casos donde este tratamiento no se pueda realizar, será indicada la exodoncia quirúrgica del canino. Las indicaciones par la extracción del canino incluido son: 

  • Imposibilidad de traccionarlo ortodónticamente 
  • Quiste folicular asociado 
  • Impactación contra dientes adyacentes 
  • Inclusiones muy alejadas de la arcada dentaria 
  • Anquilosis (unión al hueso) 
  • Reabsorciones de la corona 
  • Infecciones repetidas 
  • Alteraciones de la forma del canino 
  • Fractura en la raíz 
  • Pacientes que rechazan el tratamiento de elección (ortodóncico-quirúrgico) 

La reposición del canino en la arcada, se realizada mediante una exposición o fenestración quirúrgica del canino y una tracción ortodóntica de esta para que pueda situarse dentro de la arcada dentaria correspondiente. 

En caso de extracción del canino incluido, la exodoncia es mejor efectuarla cuanto antes posible ya que será más fácil la extracción (la raíz estará menos formada, existirá un espacio alrededor de la corona del diente, etc.). 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies