¿Qué es el apiñamiento dental?

En la actualidad, muchos pacientes vienen a la consulta odontológica por problemas estéticos. Uno de ellos, es el apiñamiento dental. Esta alteración es un problema muy frecuente en la actualidad y puede llevar a otras anomalías que pueden prevenirse si se corrige esta alteración dental. 

El apiñamiento dental es una alteración en la posición de los dientes dentro de la arcada dentaria, tanto superior como inferior. La posición de estos dientes esta alterada ya que los dientes están muy juntos y están montados unos por encima de los otros. 

¿Cuáles son las causas del apiñamiento dental?

La causa de este tipo de problema es difícil conocer su origen exacto. Pero se sabe que puede estar influenciado por varios factores a la vez. 

La clasificación del apiñamiento dental se basa en los tres factores principales causantes del apiñamiento dental. 

  • Predisposición genética. Muchas alteraciones bucodentales son producidas por una herencia. El apiñamiento dental tiene un comportamiento genético el cual se hereda de padres a hijos. 
  • Hábitos durante la infancia. Muchos hábitos que se realizan durante la infancia pueden ser los responsables de que los dientes se posicionen hacia una zona no deseada. Estos hábitos incluyen la succión digital (chuparse el dedo), interponer el labio inferior entre los dientes de arriba y abajo o ser respirador bucal, haciendo que el maxilar superior no crezca como es debido y produciendo alteraciones bucodentales. 
  • Edad adulta. A medida que aumenta la edad y pasa el tiempo, los dientes tienden a mesializarse (tirarse hacia delante) y, por lo tanto, el tamaño mesiodistal de la arcada dentaria va disminuyendo, por lo que hace que los dientes anteriores se vayan superponiendo y se acaben apiñando. Esta mesialización puede estar influenciada por la erupción de los terceros molares La presión que ejercen estas muelas del juicio, la transmiten al resto de los dientes erupcionados en boca. 

¿Qué consecuencias puede producir el apiñamiento dental? 

El apiñamiento de los dientes produce una alteración de la estética dental, por lo que la persona que lo padece puede presentar dificultades a la hora de sonreír.  

La superposición de los dientes, provoca una acúmulo de placa dental ya que la higiene de estos y de las superficies interproximales es mas dificultosa. Por lo que pueden aparecer enfermedades de las encías, como enfermedades periodontales o caries. 

También pueden desgastarse los dientes con más facilidad y haber alteraciones en la articulación temporo-mandibular por un mal equilibrio de las fuerzas masticatorias. En algunos casos, la falta de espacio puede producir que la erupción de ciertos dientes sea tardía y que hayan alteraciones fonéticas durante la pronuncia de ciertos fonemas. 

¿Cómo se puede tratar el apiñamiento dental? 

Es necesario realizar un diagnóstico correcto, analizando adecuadamente el espacio y estableciendo el plan de tratamiento completo. El tratamiento del apiñamiento varía en función de la edad y de la severidad de la alteración. Los tratamientos que se pueden realizar son: 

  • Aumentar el tamaño de los huesos maxilares, mediante la disyunción palatina. Este tipo de tratamiento se efectúa en edades tempranas donde la sutura palatina esta en crecimiento. 
  • Aumentar la longitud de la arcada. Mediante el aprovechamiento del espacio de deriva, distalizando los primeros molares permanentes, haciendo una expansión transversal de las arcadas o protruyendo los incisivos. 
  • Disminuir el tamaño mesiodistal de los dientes. Mediante un limado interproximal de parte del esmalte de las caras proximales de los dientes. Esta técnica se conoce como stripping dental. Es realiza en casos leves o moderados de apiñamiento dental. Después de realizar este pequeño limado, es necesario la corrección final del apiñamiento mediante aparatología de ortodoncia, ya que la ortodoncia fija como los brackets o ortodoncia invisible (alineadores) como el invisalign. 
  • Extracciones dentarias. La extracción terapéutica consiste en la exodoncia de uno o más dientes como parte del tratamiento correctivo de ciertas maloclusiones. Esta opción terapéutica es utilizada en casos de apiñamiento dental severo. Con frecuencia es necesario realizar la extracción de dos premolares superiores para poder corregir la alteración adecuadamente. 

Para poder mantener la posición final establecida en los dientes, es importante que una vez terminado el tratamiento, se coloque una retención en los dientes para evitar la recidiva. 

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies