Causas y consecuencias de la pérdida de encías

La alteración en las encías es uno de los problemas más comunes en la salud bucodental. Esta afectación debe ser tratada de forma adecuada, mejorando también la estética dental. 

La pérdida de encías se llama técnicamente retracción o recesión gingival. Se define como una migración apical (hacia la punta del ápice) de la encía dejando expuesta parte de la raíz del diente. 

¿Cuáles son las causas de la pérdida de encías?

Los factores que favorecen la pérdida de encías, a parte de una mala higiene, pueden ser: 

  • Mala técnica de cepillado. Al realizar un cepillado de forma agresiva o utilizar un cepillo de cerdas de dureza alta. 
  • Enfermedad periodontal (periodontitis) 
  • Frenillos aberrantes 
  • Traumatismos mecánicos, como llevar un piercing o hábitos como morder objetos.  
  • Mala posición dental 
  • Mala ortodoncia. El movimiento de los dientes fuera de la tabla ósea puede ser una factor predisponente. 
  • Mala adaptación de las prótesis 
  • Consumo de tabaco o alcohol. El tabaco al ser vasoconstrictor puede facilitar una pérdida de encías. 
  • Enfermedades sistémicas, como podría ser la diabetes, el SIDA o cualquier alteración que afecte al sistema inmunitario, hay mayor riesgo a infecciones. 
  • El estrés, actúa disminuyendo la eficacia de las propias defensas. 
  • Fármacos, algunos como los anticonceptivos, anticonvulsionantes, bloqueantes del calcio o los inmunosupresores 
  • Mala alimentación 
  • Factores genéticos. Según la evidencia científica, hay personas que están más predispuestas a sufrir algún tipo de enfermedad de las encías. 

 

¿Cuáles son las consecuencias de la pérdida de encías?

Todos estos factores favorecen a una recesión gingival y por lo tanto una exposición radicular. 

Esta retracción puede provocar la siguiente sintomatología: 

  • Hipersensibilidad dental. Aparición de sensibilidad anormal al frío y/o al calor. 
  • Caries radiculares. Al exponerse la raíz, la capa que cubre ésta es más fina y frágil que el esmalte y pueden aparecer caries en ésta zona. 
  • Pérdida progresiva de la encía y del hueso de soporte del diente. 
  • Pérdida dental, en los casos más severos. 

 

¿Qué tratamiento se realiza en caso de pérdida de encías?

 

El primer paso a realizar en caso de pérdida de encías siempre es realizar una buena profilaxis dental para eliminar los agentes irritantes y eliminar también los factores causantes de ella. 

  • Modificación de la técnica de cepillado, instruir una correcta higiene dental 
  • Profilaxis en clínica habituales para remover el cálculo. 
  • En caso de frenillos aberrantes, se valoraría la posibilidad de hacer una técnica operatoria para eliminarlo, llamada frenectomía. 
  • Interconsulta con el médico de cabecera para valorar los fármacos que se toman y los posibles problemas endocrinos. 
  • Adaptar la prótesis, si esta es la causa. 

Una vez los factores que favorecen la recesión gingival estén asentados. Se puede realizar un tratamiento para mejorar la función y la estética. Las opciones para esta patología son: realizar un injerto de tejido conectivo o disimular la pérdida mediante la colocación de coronas dentales o carillas. De esta forma se solucionan los posibles problemas funcionales, de sensibilidad dental (por exposición de la raíz) y se mejora la estética afectada. 

Después de la realización de todo tratamiento, es muy importante mantener una buena higiene oral, realizando un correcto cepillado y acudiendo regularmente al dentista para realizar revisiones del estado gingival y dental. 

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies