Causas de la sensibilidad dental

Es muy frecuente, escuchar decir a muchas personas, que sufren de sensibilidad dental. En la mayoría de los casos, existe una sensación de dolor dental generalizo al momento de consumir alimentos o bebidas frías.

El dolor es una condición que por lo general suele afectar la calidad de vida de aquel que lo padece. A nivel dental, el dolor puede llegar a ser prácticamente imperceptible, generalmente debido a la presencia de la sensibilidad dental o puede presentarse en forma de dolores muy severos, derivados de procesos inflamatorios o infecciosos.

Por lo general, esta sensibilidad dental se genera por un deterioro del esmalte ubicado a nivel del cuello del diente. En otras ocasiones, menos frecuentes, el desgaste existe en otras zonas del diente, tales como el área masticatoria o la cara interna de los dientes anteriores.

¿Sufres sensibilidad dental?

La sensibilidad dental o hipersensibilidad dentaria se puede definir como la sensación de dolor de carácter intenso y transitorio consecuencia de la exposición de la dentina a un estímulo, la dentina la podemos definir como la parte más interna del diente, la sensibilidad desaparece tras la retirada del estimulo externo los cuales pueden ser: ingesta de bebidas o alimentos fritos, calientes, ácidos o demasiado dulces o en los casos que se este dando una presión mas fuerte de lo normal o se este aplicando alguna tipo de presión externa.

Es una de las causas más frecuentes de dolor oral y tiene una alta prevalencia llegan a afectar a una de cada siete personas en edad adulta y puede tener como consecuencia el desarrollo de entidades orales como presencia de caries, gingivitis hasta periodontitis si no se actúa de manera correcta en el momento oportuno.

Suele darse entre los 18 y 40 años de edad aunque en los últimos años se ha visto y comprobado que se esta convirtiendo en tendencia en pacientes más jóvenes por el consumo de bebidas carbonatadas o por la aplicación de producto de blanqueamiento dental sin asesoramiento del facultativo.

La ubicación del desgaste y los hábitos del paciente, son los que determinarán la posible causa de la sensibilidad dental.

Debido a que es muy difícil para la persona afectada, discernir cual es el origen del dolor que le aqueja, siempre que exista una sensación de dolor dental, debe acudir a una revisión con su dentista, para que le realice la valoración pertinente y determine el origen del problema. Para poder determinar el origen del problema, el dentista especialista debe realizar un estudio minucioso de la zona e indagar en los hábitos del paciente. Una vez determinado el origen, se podrá proceder a recomendar, el protocolo de tratamiento a seguir, para controlar la sensación de sensibilidad dental.

Como determinar el origen del dolor dental

Hay gran variedad de situaciones que pueden producir este problema. Lo primero que se debe hacer en la consulta de la clínica dental es una correcta anamnesis. El odontólogo debe realizar una serie de preguntas al paciente que permitan orientar el diagnóstico.

¿Cuándo comenzó el dolor?
¿El dolor es generalizado o localizado en un diente o zona particular?
Tipo de alimentación, hábitos, técnica de cepillado dental, etc.

Cuando el dolor es generalizado probablemente se deba a un proceso de sensibilidad dental.

Tras la anamnesis, el odontólogo realizará una valoración minuciosa del estado de los dientes en los que el paciente refiere la molestia, buscando los signos que puedan determinar la causa del problema para que sea tratado correctamente.

Causas de la sensibilidad dental

A continuación vamos a explicar algunas de las causas más frecuentes de esta sensibilidad dental. Veamos algunas causas por las que podemos tener dientes sensibles:

1. Consumo habitual de cítricos o Erosión química
La causa más común y al mismo tiempo más desconocida por la mayoría de las personas, es el consumo de alimentos o bebidas ácidas.
Existe una condición denominada erosión química del esmalte, que no es más que el desgaste patológico de la estructura dental, derivada del consumo de productos con un pH muy ácido. El consumo diario de productos tan comunes como naranjas, limones, vinos, entre otros; es un enemigo letal para la conservación del esmalte a largo plazo.
En el caso del desgaste dental producido por un proceso de erosión química, se observará en los dientes un desgaste en forma de cáliz o lo que es igual, concavidades que no se acoplan con la estructura dental opuesta.

Si el paciente tiene el hábito de consumir alimentos o bebidas con un pH muy ácido, tales como limón, naranja o vinos, entre otros, puede estar padeciendo un desgaste por erosión química. En este renglón también se incluye el desgaste producido por los ácidos gástricos como la regurgitación o el hábito de vomitar. La consecuencia de este desgaste es la sensibilidad dental. En este caso se suelen observar lesiones en forma de concavidad en el cuello de los dientes o en forma de cáliz en la superficie masticatoria de los mismos. Cuando el desgaste se produce por regurgitación o vómitos, el signo clínico clásico es el desgaste excesivo de la cara interna de los dientes.

2. Onicofagia
El hábito de morderse las uñas, también puede generar sensibilidad dental localizada en los dientes que se utilizan comúnmente para morder la uña. En este caso el desgaste producido coincide perfectamente con el diente opuesto.

3. Bruxismo o Abfracción dental
El hábito de apretar los dientes genera 2 tipos de desgaste. El típico desgaste de la zona masticatoria, que cuando se torna muy severo, puede generar sensibilidad por la exposición de los nervios dentales y un desgaste que pasa más desapercibido a nivel del cuello de los dientes, que se denomina abfracción. Este desgaste es producto del apretamiento dental y clínicamente produce el adelgazamiento del cuello del diente. Este tipo de desgaste dental en el cuello de los dientes también genera sensibilidad dental.

4. Cepillado incorrecto y Abrasión
Es la causa menos común pero más atribuida a la sensibilidad dental. Si los dientes son cepillados con mucha fuerza y con movimientos incorrectos, a largo plazo puede generarse un desgaste dental que resulte en sensibilidad dental al frio o al propio cepillado dental. Otra de las causas comunes de la sensibilidad dental es el desgaste por hábitos dañinos como cortar hilos con los dientes, morderse las uñas, o por un cepillado dental agresivo. Consulta aquí cómo cepillarte los dientes correctamente.

5. Reflujo gastroesofágico
La acidez que se genera por esta condición repercute en la boca y en los dientes. Una de las consecuencias, es el desgaste de las caras internas de los dientes anteriores, que cuando alcanza un estadio muy avanzado, también genera sensibilidad dental.

6. Bulimia y anorexia
El hábito de vomitar diariamente, también es muy dañino para el esmalte y el desgaste que se genera es similar al de los pacientes con reflujo gastroesofágico, solo que el daño se produce mucho más rápido.

7. Atricción dental
Es el desgaste natural que sufren los dientes con el paso del tiempo y por lo general no suele ser una causa de sensibilidad dental.

Además de estas patologías asociadas a los hábitos del paciente, existen otras causas más fáciles de detectar, como la presencia de caries o de fracturas dentales que puedan poner en riesgo la vitalidad del diente, es decir, que expongan el nervio a la superficie oral, produciendo un proceso inflamatorio que inicialmente puede ser leve y reversible, pero que si no es tratado a tiempo, se convertirá en un problema irreversible y el dolor puede llegar a ser muy severo. Cualquier hábito o circunstancia que derive en el deterioro del esmalte y su consecuente desgaste, producirá una sensación de sensibilidad dental.

Cualquiera que sea la causa de la sensibilidad dental, esta debe ser detectada por un odontólogo para poder corregir el problema de base y resolver la situación a largo plazo.

Más que tratar la consecuencia, es importante detectar la causa y modificar el hábito que la produce, ya que de lo contrario el problema se convertirá en una situación crónica que altere la calidad de vida de quien la padece.

Realizar un cepillado de los dientes no adecuado con demasiada fuerza puede ocasionar un desgaste dental empobreciendo la estructura del esmalte y dejando la destina del diente más expuesta, esto provoca la sensibilidad dental, la solución frente a esto es realizar un cepillado con una adecuada técnica de cepillado además de no usar un cepillo con cerdas demasiado fuertes. No consumir bebidas y alimentos demasiado ácidos no se debe abusar de los ya que producen desgaste dental.

Otra de las causas que están relacionadas con esta sensibilidad dentaria es el hábito del bruxismo se trata de una parafunción, esta produce una desaparición del esmalte que se puede definir como el escudo del diente por lo tanto queda más expuesta la destina que es donde se encuentra el nervio que es que se encarga de transmitir las sensaciones, la solución a ello es colocar una férula de descarga para evitar desgastar el esmalte.

La utilización de pastas dentífricas blanqueadoras, normalmente mal denominadas pueden contener componentes abrasivos que tiene un efecto contraproducente en el esmalte produciendo sensibilidad de las piezas dentales. Idealmente debemos utilizar colutorios y pastas que contengan flúor.

Las entidades relacionadas con la enfermedad de las encías tales como son la periodontitis y la gingivitis causan la retracción de las encías dejando expuesta parte de la corona del diente que debe estar recubierto de tejido blando y por ello el paciente notará una mayor sensibilidad frente a los estímulos. Primero se debe tratar la enfermedad de las encías para después considerar la idea de realizar alguna tipo de injerto.

La caries se encarga de destruir el esmalte pudiendo llegar a estructuras internas como la dentina o la pulpa en en caso de que se trate de una caries en estado más avanzado. La solución a ello es rehabilitar los dientes afectados y en caso de que se haya tratado ya, debemos aplicar barreras preventivas, como una buena higiene y acudiendo de forma regular al odontólogo.

En los pacientes que el umbral de dolor y el grado de sensibilidad normal es más alto tras cualquier tratamiento y en especial tras la realización de una higiene profesional puede ser que se de cierto nivel de sensibilidad transitoria.

La presencia de dientes fracturados o simplemente astillado puede provocar sensibilidad dental incluso un dolor que va más allá. En esto casos se debe acudir de modo inmediato a nuestro odontólogo para que diagnostique y establezca el plan de tratamiento más adecuado.

Las rehabilitaciones deterioradas como empastes filtrados también son candidatos a desencadenar en la presencia de sensibilidad dental para el paciente en estos caso la sustitución por uno nuevo e la mejor opción.

La hipersensibilidad dental o sensibilidad dental tiene solución como hemos ido explicando según la cual sea la causa.

Tratamiento del desgaste dental

Para el correcto tratamiento, será preciso controlar la causa. Será necesario disminuir el consumo de alimentos ácidos, suspender los hábitos dañinos para el esmalte tales como morderse las uñas o el cepillado dental incorrecto, etc

Una vez controlado el origen del problema, se procederá a la rehabilitación del esmalte desgastado, bien sea con la aplicación de restauraciones de composite o en los casos de desgaste dental más severo, con la instalación de incrustaciones y carillas dentales de composite o de porcelana.

En el caso de los pacientes bruxistas, para el control del hábito del apretamiento dental, se debe utilizar una férula de descarga, que cuando hace falta la rehabilitación del esmalte, se colocará una vez que los dientes hayan sido rehabilitados.

Si el origen del problema no es controlado de la forma correcta, el desgaste puede volver a producirse y la sensibilidad dental puede volver, por eso es recomendable tratarse con un especialista en el área que sepa reconocer el problema de base y recomiende el protocolo de tratamiento ideal para cada caso.

2 Comentarios
  • Claudia Canessa
    10 noviembre, 2017 at 3:06 pm

    Queria saber el precio para el tratamiento de hipersensibilidad dental
    No soy un caso grave
    Pero mis dientes son super sensible
    Quisiera saber un presupuesto para tratarlo
    Saludos

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies