¿Cómo corregir los defectos en el esmalte mediante las carillas dentales?

Las anomalías del tejido dental pueden dar lugar a alteraciones en su estructura, y se denominan también genéricamente displasias. Normalmente suelen ir acompañadas de otras alteraciones o anomalías, como las de tamaño, forma o color del diente. 

Según el tejido afectado las anomalías del tejido dental pueden ser anomalías del esmalte, de la dentina, anomalías conjuntas de esmalte y dentina o anomalías de cemento.

¿Qué son las anomalías del esmalte?

Las anomalías del esmalte son alteraciones en la estructura del esmalte como consecuencia de trastornos en la amelogénesis (el proceso de formación del esmalte) lo que da lugar a una formación incompleta o defectuosa de este tejido dental, ya que el esmalte se desarrolla a partir del ectodermo y no tiene capacidad de regeneración. 

Los defectos del esmalte son básicamente de dos tipos: una producción de menor cantidad de matriz orgánica, dando lugar a una cantidad de esmalte insuficiente, o un defecto en las etapas de calcificación o maduración, dando lugar a un esmalte de cantidad suficiente, pero de mala calidad, insuficientemente mineralizado. 

Además, puede que haya un defecto cuantitativo o de falta de volumen del esmalte o un defecto de tipo cualitativo, en la cual la calidad del esmalte no es la adecuada. 

En el defecto cuantitativo existe una hipoplasia debida a una formación de una cantidad insuficiente de matriz orgánica, que después se calcifica correctamente. En algunos casos se puede producir aplasia ausencia total de formación de esmalte por muerte celular de los ameloblastos. 

En el defecto cualitativo, las lesiones con defecto de la calcificación o maduración, hipocalcifiación. La matriz orgánica se forma en cantidad normal, pero no se calcifica adecuadamente (déficit de formación de hidroxiapatita), y se queda insuficientemente mineralizada. El esmalte resulta con un volumen adecuado pero con una consistencia más blanda de lo normal. El esmalte presenta una menor translucidez, lo que hace que la lesión se vea como un área más opaca, de color blanco tiza, denominada manchas blancas. 

Los defectos del esmalte pueden ser en forma de puntos o fosas, en forma de bandas, en periquematías marcadas o en forma de manchas del esmalte. Los puntos y fosas son pequeñas depresiones puntiformes, foseta u hoyos, agrupadas generalmente de modo lineal, de profundidad y extensión variable. La periquematías marcadas son ondulaciones, paralelas al eje del diente, de color grisáceo, localizadas en el tercio gingival de los caninos.

La localización de los defectos del esmalte pueden estar en zonas localizadas o en zonas generalizadas. Las localizadas son las que afectan sólo a uno o a un grupo de dientes. Es de gran importancia precisar el lugar exacto en que se sitúa la lesión para ubicar cronológicamente el momento en que actuó la causa. Los defectos del esmalte generalizados afectan a la totalidad de la dentición y se relacionan con factores genéticos o factores etiológicos que actúan durante un prolongado período de tiempo, como por ejemplo la fluorosis. 

Los defectos del esmalte pueden ser de varios colores dependiendo del tipo de lesión, varía el color desde blanco tiza, hasta color marrón. Las lesiones hipoplásticas suelen tener un color normal o una alteración del color hacia marrón, en cambio las lesiones hipocalcificades inicialmente son de color blanco tiza y pueden evolucionar hasta amarillo o pardo.

En función de la causa de las lesiones en el esmalte estas pueden ser primarias o displasias genéticas, como la amelogénesis imperfecta, displasias secundarias o ambientales, que pueden ser de causa fisiológica, infecciones, por hiperpersensibilidad, traumáticas o iatrogénicas, y finalmente pueden ser displasias asociadas a síndromes generales. 

¿Cómo corregir los defectos en el esmalte mediante las carillas dentales?

Los defectos del esmalte pueden ser corregidos mediante el uso de varias alternativas terapéuticas en la odontología. Una de las terapias más indicadas para corregir los defectos de color, forma y tamaño de los dientes es el uso de carillas dentales. 

Las carillas dentales son un tipo de restauración definitiva. Se trata de un tratamiento estético mediante el cual se adhieren unas finas láminas en la superficie vestibular de los dientes anteriores para mejorar la forma y el color de los dientes.

Este tipo de opción terapéutica para corregir los defectos del esmalte necesita una mínima preparación del diente, por lo que forma parte de la odontología mínimamente invasiva. Además, la técnica de adhesión utilizada para cementar las carillas es muy efectiva por lo que tienen un gran durabilidad. La vida media aproximada de las carillas dentales es de unos 25 años de edad. 

Las carillas dentales pueden ser de dos tipos, de composite o de porcelana. Dependiendo de la cantidad de defecto del esmalte, se recomienda un tipo u otro de carilla. Por lo general, con las carillas de porcelana se obtienen unos resultados más estéticos, con un color más natural, una luminosidad adecuada y un acabado muy estético. 

El equipo de la clínica dental Estudi Dental Barcelona está formado por varios especialistas los cuales cuentan con una grande experiencia y formación profesional. Además de especialistas en estética dental ofreciendo los tratamientos más innovadores en esta parte de la odontología. 

REFERENCIAS

  • Mallat E. Fundamentos de la estética bucal en el grupo anterior. Barcelona: Quintessence; 2001
  • Goldstein RE. Odontología estética. Barcelona: Ars Medica; 2002.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies