¿Cómo elegir la mejor pasta de dientes?

En la cavidad bucodental existen unas ideales unas condiciones medioambientales para que pueden coexistan microorganismos de tipos muy diversos, como por ejemplo las bacterias formando parte de la placa dental. Estos microorganismos forman parte de la flora bucodental normal pero si hay una alteración del equilibrio de la microbiota, puede que haya un sobrecrecimiento de algún tipo de estos microorganismos o la colonización de exógenos (externos). Es por esta razón que la higiene bucodental es la base principal para conseguir y tener una buena salud bucodental.

Mediante un buen control mecánico de la placa bucodental y el uso de antimicrobianos se consigue controlar los niveles de placa, manteniendo o restaurando el equilibrio saludable de la microbiota oral.

Crucial para la salud dental

El control mecánico de la placa bucodental lo deben realizar todas las personas, necesitando una colaboración por parte del paciente y un grado elevado de cumplimiento para que sea efectivo. Además, debe realizarse de forma diaria, varias veces al día. Finalmente, para poder conseguir una óptima higiene bucodental se debe conocer la técnica de cepillado y tener una cierta destreza manual.

El cepillado bucodental se acompaña del uso de un dentífrico, o conocido también como pasta de dientes. Este elemento contiene propiedades beneficiosas que mejoran el cepillado y ayudan a tener una higiene bucodental superior.

En la actualidad odontológica, la pasta dentífrica con flúor es el método más extendido para poder prevenir la caries dental a nivel mundial. El cepillado bucodental con el uso de un dentífrico fluorados forma parte de un hábito el cual está aceptado socialmente y forma parte de los procedimientos habituales de higiene corporal. Siendo la incorporación de flúor en las pastas dentales un dato importante para saber que la pata dental es adecuada.

La importancia del flúor

Esta sustancia, el flúor, en los dentífricos se suele encontrar en el mercado a diferentes concentraciones, estas oscilan de 250 a 5000 ppm (partes por millón) de fluoruro sódico (NaF). Es importante que el odontólogo conozca la correcta prescripción de los dentífricos en función de la concentración de flúor, la edad del paciente y el riesgo a padecer caries que tenga el paciente.

Las pastas dentífricas pueden llevar incorporado en ellas otras sustancias según la función a la cual van encaminadas. Otra de las sustancias que pueden contener es el nitrato potásico. Este elemento es uno de los fundamentales para disminuir la sensibilidad dental. El nitrato potásico reduce la conductividad de las fibras nerviosas, de modo que la sensibilidad dental se reduce.

Existen muchas otros tipos de pasta dental, como por ejemplo las pastas dentales blanqueantes que contienen sustancias microscópicas abrasivas de modo que actúan puliendo la superficie del diente eliminando así las tinciones extrínsecas de los dientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies