¿En qué consiste la sinusitis maxilar y cuál es su tratamiento?

La sinusitis maxilar hace referencia a la infección de los senos paranasales. Esta infección puede estar causada por algún hongo, bacteria, virus, como también, por alguna alergia. Los senos paranasales son pequeños huecos de aire dentro de la región orofacial y encontramos diferentes tipos en base a su localización. Se pueden distinguir en los siguientes tipos: los senos frontales (situados por encima de la nariz), los senos etmoidales (situados lateralmente a la nariz) y los senos maxilares (localizados en las mejillas).

La sinusitis puede estar originada por una causa infecciosa o no infecciosa. Las bacterias más comunes son el Streptococcus pneumoniae y el Haemophilus influenzae. Entre las causas no infecciosas podemos encontrarnos ante una obstrucción de los orificios de los senos paranasales, una complicación de rinitis alérgica, presencia de cuerpos extraños, desviación del tabique nasal, fracturas o intervenciones dentales, entre otras. Existen dos presentaciones clínicas la sinusitis maxilar, la sinusitis maxilar aguda y la sinusitis maxilar crónica.

La sinusitis más fácil de diagnosticar es la sinusitis maxilar aguda, que se presenta como una congestión nasal, con secreciones, presenta dolor facial y episodio corto de fiebre. Suele durar entre 3 y 6 semanas. La sinusitis maxilar aguda puede cursar con dolor en la zona de la mejilla y dolor referido a los dientes de la arcada superior. En los casos de sinusitis asociada a alergia, el paciente presenta a veces estornudos, rinorrea y conjuntivitis.

A la hora de realizar el diagnóstico, se debe realizar una exploración de las manifestaciones clínicas y radiológicas que presenta el paciente. A nivel radiológico, observamos un engrosamiento de la capa mucosa que tapiza los senos maxilares, posibles anomalías anatómicas, pólipos nasales etc. La tomografía computarizada es una de las exploraciones radiológicas más sensibles para detectar la presencia de la sinusitis.

Tratamiento de la sinusitis maxilar

El tratamiento principalmente indicado ante la sinusitis maxilar aguda es la administración de antibióticos, descongestionantes nasales y drenaje de la infección.

Se debe instaurar una pauta antibiótica durante 8 días, principalmente indicada la amoxicilina con ácido clavulánico en caso de no ser alérgico. Asimismo, es recomendable la administración de descongestionantes nasales para reblandecer las secreciones y facilitar su expulsión. En algunos casos, se debe realizar un drenaje sinusal. Ante los casos de sinusitis maxilar alérgica, administraremos corticoides nasales tópicos dos o tres veces al día. También es muy aconsejable realizar inhalaciones de vapor o ingesta de líquidos por vía oral para disminuir las molestias.

Si este tratamiento fracasa, eta indicado el tratamiento quirúrgico. Éste consiste en el lavado directo del seno maxilar mediante una técnica de punción. De esta manera, se consigue la visualización directa de la patología para permitir el drenaje de las secreciones sinusales purulentas.

Es importante tener conocimiento de esta patología y acudir cuanto antes al dentista de confianza para que pueda realizar una correcta evaluación e indique el tratamiento más adecuado en cada caso. Como también, evitar las graves consecuencias que puede acarrear dicha patología si no se da solución a tiempo.

2 Comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies