Cuidados durante el tratamiento de blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental consiste en un tratamiento que se puede realizar en casa bajo la supervisión del dentista, que mediante el uso diario unas férulas y gel de peróxido de hidrogeno aplicado sobre la superficie externa de los dientes se irán blanqueando los dientes. Este tratamiento tiene una duración aproximadamente de unos 15 días. También existe la posibilidad de realizar el blanqueamiento en la consulta dental, donde aplicando el gel blanqueador sobre la superficie de los dientes y mediante una luz activarán el gel para que realice la función blanqueadora.

Antes de realizarte el tratamiento de blanqueamiento dental, primero de todo deberías realizarte una higiene oral y eliminar las manchas de tus dientes. Las manchas dentales provocadas por alimentos o bebidas son fáciles de eliminar de la superficie del diente, el procedimiento más utilizado es el uso de agentes abrasivos como pastas dentales.

Es importante que si deseas realizarte un blanqueamiento dental no acudas directamente a comprar productos de la farmacia o del supermercado. La mejor opción es que acudas a tu dentista, en la consulta dental valorarán el estado de tus dientes y encías y te recomendarán un tratamiento adecuado para ti.

Por otro lado, es importante valorar si hay necesidad estética de realizar este tratamiento y no se trata de una obsesión por tener los dientes de un color “blanco nuclear”. Este problema de blancorexia supone un problema para la salud ya que realizarse blanqueamientos sin parar pueden llegar a provocar efectos secundarios en los dientes y encías; provocando grietas en el esmalte, mucha sensibilidad, lesionar la pulpa dentar hasta llegar a provocar una necrosis pulpar (en términos generales, la muerte del diente), incluso provocar translucidez en las esquinas de los dientes y transformar el color de los dientes en un tono más azul.

A la hora de realizar el blanqueamiento, recomendamos realizar primero la arcada superior o la inferior y una vez hayas conseguido el tono que quieres, entonces empezar con la otra arcada. Es mejor ya que así verás la diferencia del color entre las dos arcadas dentales y que realmente hace efecto el blanqueamiento.

Existen diferentes factores por los que nuestros dientes oscurecen, se tiñen o se decoloran:

  • beber vino, café, té, coca cola,
  • comer alimentos como: zanahoria, naranja, regaliz o chocolate,
  • el uso del tabaco: se tiene que evitar el consumo de durante el tiempo que dure el blanqueamiento dental ya que el tabaco tiñe los dientes y no dejara que el agente blanqueante realice todo su efecto.
  • Algunos enjuagues bucales con clorhexidina, es mejor no utilizarlos más de 15 días ya que tiene como contraindicación que tiñen los dientes.

El blanqueamiento dental puede producir sensibilidad en los dientes, pero esta sensibilidad o dolor que notas al comer o beber cosas frías desaparecerá en cuanto termines el tratamiento. En el caso de que notarás mucha sensibilidad se pararía el tratamiento durante unos días y luego lo reanudarías.

Hay casos en los que el blanqueamiento produce sensibilidad, en este caso sería mejor que lo consultaras con tu dentista y podrías mejorar este problema con la ayuda de pastas dentífricas específicas para la sensibilidad. Como, por ejemplo: Gel desensibilizante. Indicado para la sensibilidad gingival, se aplica sobre la encía de la zona tratada en el caso de que haya molestias.

Una vez realizado el tratamiento tendrás que realizar recordatorios cada cierto tiempo y realizarte una higiene bucal cada 6 meses, ya que durante tu día a día después del tratamiento volverás a beber y a comer alimentos que tiñan tus dientes.

Se recomienda llevar una dieta “blanca” durante al menos una semana tras realizarse el tratamiento. La cual consiste en ingerir alimentos y líquidos sin colorantes, tales como: productos lácteos, arroz, etc. Teniendo en cuenta las pautas postoperatorias que te dé el dentista responsable del tratamiento conseguirás los resultados que deseas.

El blanqueamiento un tratamiento seguro y efectivo, que te aportará unos resultados muy buenos. Si realmente quieres tener una sonrisa blanca o la típica “sonrisa profident”, el blanqueamiento es el tratamiento ideal para conseguirlo y siguiendo las pautas que te recomiende tu dentista conseguirás obtener los resultados que deseas.

El blanqueamiento dental está indicado en las siguientes situaciones:

    • coloraciones patológicas leves o moderadas que afecten al esmalte y a la dentina superficial de los dientes vitales
    • Por envejecimiento del diente.
    • Fluorosis dental.
    • Decoloraciones leves por administración de tetraciclinas.
    • Por hábitos dietéticos inadecuados.
    • Dentinogénesis imperfecta.
  • Para mejorar la estética de los dientes sanos y vitales.

Referencias

  • Villarreal-Becerra, E. Blanqueamiento dental: técnica y clínica. 2000.
  • Amengual-Lorenzo J. Atlas terapéutico de blanqueamiento dental. Barcelona: Ediciones especializadas europeas, 2010.
  • Greenwall L. Técnicas de blanqueamiento en odontología restauradora: guía ilustrada. Barcelona: Ars médica, cop, 2002.
  • Moradas Estrada M. Which is the material and technique do we select when it comes to teeth whitening due to?: protocol to prevent posterior dental hypersensitivity. Avances en Odontoestomatología. 2017;(3):103.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies