Cuidados preoperatorios y postoperatorios de una cirugía bucal

Para poder obtener un buen resultado final de la intervención quirúrgica dental, es necesario prepararse tanto físicamente como psicológicamente.  

En la actualidad, se tanto antes de la intervención, durante, como después de realizar la intervención dental. Estos pasos son necesarios para que el paciente esté informado de todo tratamiento y para que la cirugía bucal se realice con éxito. 

Cuidados preoperatorios

Dentro de los cuidados preoperatorios, se incluye la realización de una historia completa, una exploración tanto clínica como radiológica, mediante las cuales se obtiene un resultado de certeza y se puede elaborar un plan de tratamiento individualizado, en el cual se incluye la intervención quirúrgica dental. 

En esta fase es de importancia tener una muy buena comunicación con el paciente, mediante la cual se le explica en qué consiste la intervención y el procedimientos y los pasos a los cuales será intervenido el día de la cirugía bucal. De este modo, el paciente puede preguntar todas las dudas que le surjan y evitar estados de preocupación y ansiedad. Y firmar un consentimiento. 

Otro de los cuidados preoperatorios es la explicación al paciente las medidas higiénicas que debe tomar, así como la realización de una buena higiene bucodental y una profilaxis o tartrectomía, y también se toman medidas farmacológicas, como la profilaxis antibiótica en caso necesario, para disminuir y prevenir complicaciones infecciosas que pueden darse durante la intervención. 

Cuidados postoperatorios

Los cuidados postoperatorios empiezan justo cuando la intervención quirúrgica finaliza. Se toman medidas para evitar complicaciones y que la herida resultante se repare lo mejor posible y sin sintomatología ninguna. 

En este mismo momento, el cirujano dental explica los cuidados postoperatorias que el paciente debe adoptar así como una pauta farmacológica que debe seguir. 

Los cuidados que el paciente debe realizar después de la intervención quirúrgica dental son las siguientes: 

  • Morder la gasa estéril después de la intervención durante 30 minutos. 
  • No enjuagarse ni escupir durante las primeras 24 horas después de la intervención dental. 
  • A partir del día siguiente, el paciente puede empezar a cepillarse los dientes con cuidado y suavemente. 
  • Ponerse hielo en la zona para evitar inflamación, de forma intermitente, durante las primeras 24 horas. 
  • No conducir ni realizar ejercicios pesados durante los primeros días. 
  • No fumar durante, como mínimo, los primeros siete días después de la cirugía, ni beber alcohol. 
  • Para dormir es preferible mantener una postura en la cual la cabeza esté más alta que el resto del cuerpo. 
  • Tomar la medicación prescrita.  

La medicación postoperatoria la prescribe el cirujano dental dependiendo de la gravedad de la cirugía y en función de las complicaciones durante la intervención. Se puede recetar antibiótico durante una semana, analgésicos y antiinflamatorios y un colutorio, como la clorhexidina. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies