¿En qué consiste la odontalgia?

La odontalgia o también conocido comúnmente como dolor dental es una de las manifestaciones más típicas en la cavidad oral y uno de los motivos de visita más frecuentes en las clínicas dentales. Este tipo de dolor es una dolor de tipo no somático y no neurógeno.  

El término dolor dental se agrupa a un conjunto de sensaciones desagradables cuyo origen puede ser tan diverso como su relevancia clínica. 

La sintomatología típica es un dolor de tipo intenso, pulsátil y continuo. Suele referirse como una sensación personal de molestia que obliga al individuo a reaccionar en forma refleja para poder suprimir dicho estímulo doloroso.

La odontalgia suele ser un dolor que puede variar la intensidad y carácter dependiendo de los factores asociados y si están provocados o no.  

¿Cuáles son las causas de la odontalgia? 

Se sabe que la odontalgia presenta una carácter de tipo multifactorial, es decir existen numerosos factores y causas por las que puede existir un tipo u otro de dolor dental. 

La causa más común del dolor dental es la existencia de caries, aunque también puede estar causado por otros factores como un absceso dental.La odontalgia también puede ser sinónimo de hipersensibilidad dental la cual puede ser producida después de una profilaxis profesional donde los depósitos de cálculo presentes en la raíz se han eliminado y esta se ha visto expuesta provocando este tipo de dolor dental. 

El dolor dental puede ser dentario, el cual es un tipo de dolor intenso que dura poco, que no está bien localizado y que se debe a una amplia variedad de estímulos externos, como cambios de temperatura, entornos químicos, entre otros. Este tipo de dolor no siempre implica la existencia de una patología, sino que algunos estímulos pueden desacandenarlo. 

El dolor pulpar puede tener un origen interno, como infeccioso, y no está directamente relacionado con estímulos externos. Se trata de un dolor muy variable que puede aparecer de manera espontánea con respuestas variables.

El dolor pulpar agudo puede volverse crónico si se mantiene el deterioro de la pulpa y la inflamación de ésta. 

El dolor de tipo periodontal es de más fácil localización. Al ser un proceso patológico que puede proceder o bien de una inflamación pulpar que afecta con el tiempo al periodonto, o de una afectación desde el exterior al periodonto – como una gingivitis o periodontitis. 

Otra causa de la odontalgia es la erupción de los dientes primarios, provocando molestias de intensidad muy variable, incluyendo dolor y fiebre.  

La sensación de dolor dentario se origina en los receptores situados en la pulpa (que está dotada de fibras nerviosas) o la dentina; por el contrario, el cemento y el esmalte, son insensibles. Casi siempre, la causa del dolor dentinario es la caries. Una restauración en mal estado, la pérdida de un empaste, abrasiones del esmalte, entre otras, son situaciones que pueden hacer que el diente esté más sensible al dolor.  

Los tratamientos de la odontalgia 

Los analgésicos convencionales poseen una eficacia y una seguridad ampliamente acreditadas en las odontalgias. También puede abordarse mediante la utilización tópica de anestésicos locales. Los más utilizados son la benzocaína y la lidocaína. 

En los cuadros de hipersensibilidad dentinaria, el tratamiento debe establecerse tras el correspondiente diagnóstico por parte del odontólogo. Sin embargo, en casos leves puede recomendarse la utilización de dentífricos con actividad en hipersensibilidad dentinaria, los cuales pueden contener nitrato de potasio. 

En los dolores y molestias asociados a la erupción dental se puede aplicarse un anestésico local en la mucosa que recubre el diente que erupciona con un aplicador de algodón en la punta.  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies