Métodos de diagnóstico de caries

La caries dental es una enfermedad infecciosa. Es un proceso que intervienen múltiples factores: el huésped, la dieta, los microorganismos (bacterias) y todo esto se produce en un tiempo concreto. 

Se caracteriza por la destrucción de los dientes debida a la acción patogénica de los productos ácidos que depositan las bacterias al fermentar los azúcares de la dieta. 

Para poder diagnosticar la caries dental se tiene que realizar una exploración completa y específica. Esta exploración comprende la anamnesis y el motivo de consulta, una exploración clínica y las exploraciones complementarias. 

  • Anamnesis y motivo de visita. Se registra todos los antecedentes de interés del paciente y se escribe el motivo por el cual acude a la consulta. 
  • Exploración clínica. Dentro de este apartado incluye una exploración extraoral del paciente y una exploración intraoral incluyendo la exploración dentaria. 
  • Exploración complementaria. Muchas vece se necesitan pruebas complementarias para poder diagnosticar adecuadamente la enfermedad de la caries. La exploración complementaria más habitual es una radiografía intraoral, la aleta de mordida. 

La detección de caries dental varía en función del estadio que se encuentre la enfermedad (inicial o incipiente, moderada, avanzada).   

La exploración clínica incluye una primera inspección visual. En esta se aprecia la higiene dental, donde podemos ver un primer factor de riesgo. Esta inspección se realiza mediante un espejo y los dientes tiene que estar secos para poder explorarlos adecuadamente.  

Esta incluye también una exploración táctil mediante una sonda dental. La sonda se trata de un instrumento fino mediante la cual se puede detectar la cavitación o el reblandecimiento al hacer presión con ella. 

El hilo dental ayuda para poder observar durante la exploración clínica la presencia de caries interproximales, entre los dientes. Al pasar la seda dental entre los dientes, en caso de cavitación (en estadios más avanzados), esta se deshilacha por los bordes cortantes.  

Las pruebas complementarias son una herramienta clave en el diagnóstico de la caries dental. La principal es la exploración radiológica. En la radiografía únicamente se aprecia el grado de mineralización dental, por lo las zonas donde hay desmineralización se observan como radiolúcidas (oscuras) por los cambios en la absorción de los rayos X. Estas zonas radulúcidas pueden indicar una lesión cariosa. Es importante que el diagnóstico final se combine con la exploración clínica y la exploración radiológica para poder detectar la lesión exacta. 

La radiografía de elección para el diagnóstico de la caries dental, es la aleta de mordida. En ella se observa tres cuartos de los dientes, tanto superiores como inferiores, incluyendo tres dientes. Este tipo de radiografía intraoral es imprescindible hacerla cuando hay sospecha de caries interproximales. Gracias a ella se detecta perfectamente la lesión y se puede evaluar el estadio al cual pertenecen, mediante el grado de desmineralización y el tejido afecto.  

Existen otras pruebas complementarias menos usadas pero útiles en la detección de caries. La  transiluminación es un método diagnóstico de la caries dental que se basa en la focalización de un rayo de luz en el diente a tratar. Se utiliza una luz que ilumina al diente y en zonas donde hay presencia de caries, se observan oscurecidas por la absorción de luz en las zonas desmineralizadas.  

Existen métodos de diagnóstico basados en la fluorescencia, como el QLF, el DIAGNOdent o el Vitaproof. Se trata de fluorescencia inducida por láser. El QLF se basa en la autofluorescencia del diente cando es iluminado con una luz convencional se alta intensidad y el DIAGNOdent, se basa en la utilización del láser diodo.  

La detección electrónica de la caries utiliza la medición de la conducción eléctrica del diente. La conductividad eléctrica varía según el grado de mineralización del diente. Si existen valores elevados, indica que los tejidos tiene buena mineralización. Si, por lo contrario, los valores son bajos, se esta delante de un tejido desmineralizado.  

El diagnóstico precoz es de vital importancia para poder controlar el progreso de la lesión.  

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies