¿Qué es un injerto de tejido conectivo?

La estética es hoy por hoy uno de los motivos de consulta más importante y frecuente que llevan a los pacientes a nuestras consultas, en la periodoncia pues también existe esta demanda.

La cirugía mucogingival en periodoncia es definida como el conjunto de procedimientos de cirugía plástica destinados a corregir defectos en la morfolo gía, posición y/o cantidad de encía en torno a los dientes. 

En los últimos años, los conocimientos de la biología ósea y de los tejidos blandos han ido avanzando, con lo que permite realizar cirugías mínimamente invasivas que no alteran la calidad de vida del paciente. 

Los injertos libres de tejido conectivo entran dentro de la llamada cirugía mucogingival, mínimamente invasiva, y aunque se realizan injertos de modo preventivo (ortodoncia, preparaciones de márgenes subgingivales) y/o funcional (sensibilidades térmicas, a los sápidos o al sim- ple contacto), en muchas ocasiones se trata de razones mayoritariamente estéticas.  

¿Cuáles son las indicaciones de un injerto de tejido conectivo?

Las principales indicaciones de la realización de una cirugía mucogingival, en especial la cirugía de un injerto de tejido conectivo son las recesiones gingivales.  

Las recesiones gingivales denudaciones parciales de una raíz debidas a la migración apical del margen gingival. Esta clínica supone una pérdida de encía queratinizada y una exposición de la superficie radicular. Es un hallazgo clínico muy frecuente, incluso en los países desarrollados y que tienen un buen control de la placa dental. 

Las indicaciones para realizar un injerto de tejido conectivo ante una recesión gingival son las siguientes: 

  • Motivaciones estéticas, por parte del paciente. 
  • En aquellas situaciones en las cuales al paciente le resulte difícil mantener un adecuado control de placa en la zona de la recesión y que se pueda mejorar modificando el contorno del margen gingival.  
  • Previo a tratamiento ortodóncico, en dientes con una encía vestibular fina, cuando se prevé que como consecuencia del movimiento del diente se pueda provocar una dehiscencia ósea.  

Las técnica de la cirugía mucogingival con un injerto de tejido conectivo es de elección a la hora de realizar una terapia enfrente a una recesión gingival, sobre todo si se busca una cobertura radicular.  

Mediante esta técnica quirúrgica, la estética del paciente se mejora, aumentando su autoestima. La posible sensibilidad presente en la zona termina desapareciendo ya que la recesión se ha tratado. Hay una mejora en la higiene ya que se puede realizar un adecuado control de la plaza dental. Además, de aumentar el grosor en la encía de la zona. De este modo se mejora la calidad de vida del paciente. 

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies