¿Qué es la caries secundaria?

La caries dental es una enfermedad de tipo infeccioso transmisible que afecta a los tejidos duros dentarios. Tiene una etiología multifactorial que involucra interacciones entre el huésped, la dieta, los microorganismos y el tiempo. 

El desarrollo de esta enfermedad es un proceso episódico y clínico, ya que existe un balance entre el proceso de la desmineralización y la remineralización dental. Por lo que la caries ocurre cuando hay un desequilibrio y se favorece la fase de desmineralización. 

La desmineralización dental la causan los ácidos producidos por las bacterias cariogénicas de la placa dental depositada en las superficies dentales. 

La caries dental se puede clasificar según el tipo de lesión en: 

  • Caries incipiente. Es la primera manifestación clínica con la aparición de una mancha blanca, signo de desmineralización dental. En esta etapa la lesión puede detenerse o revertirse de forma que hay una remineralización. 
  • Caries secundaria, también denominada caries recurrente. Esta tipología de caries se localiza adyacente a una restauración dental. 
  • Caries residual. Es la persistencia de la caries bajo las restauraciones dentales. 

¿Cuándo ocurre la caries secundaria?

La caries secundaria se trata de una lesión cariosa que se desarrolla en la interfase de la restauración dental y del diente.  

Este tipo de caries puede estar causada por dos factores: 

  • Una mala remoción de la caries, es decir que la caries no se haya eliminado por completo y esta sigue avanzando. 
  • Una obturación defectuosa. La reconstrucción del diente no se haya realizado de forma óptima y han quedado márgenes irregulares que permiten la infiltración de microorganismos patógenos. 

¿Cómo se puede detectar la caries recurrente?

Para poder detectar la caries recurrente es muy importante realizar controles periódicos para poder avaluar el estado bucodental. 

Este tipo de caries dentales se pueden detectar mediante la inspección clínica. Durante el examen dental se observa una sombra oscura junto con la restauración dental, este dato sugiere la posibilidad de haber una caries secundaria. 

Además de la inspección, esta se tiene que complementar con la realización de radiografías específicas, las radiografías de aleta de mordida, para poder diagnosticar la caries dental. Este tipo de radiografías dan información específica sobre el diente y los espacios entre los dientes. De esta forma se puede evaluar la presencia de una sombra radiolúcida (de color oscura) bajo una restauración, la cual indica la aparición de una caries secundaria. 

¿Cuál es el tratamiento la caries secundaria?

En el caso de presentar una lesión cariosa de tipo secundario con cavitación, esta debe eliminarse. Una vez su eliminación, la reconstrucción dental debe hacerse siguiendo los protocoles de una obturación dental. La finalización de la reconstrucción tiene que incluir un pulido para evitar los márgenes defectuosos y de este modo las superficie queda homogénea y lisa, y la posibilidad de infiltración marginal por los microorganismos cariogénicos disminuye. 

Es importante destacar que la restauración no es el único tratamiento para la caries dental. Sino, que el manejo de la caries como enfermedad implica: 

  • La detención de la progresión de las lesiones primarias y secundarias 
  • La evaluación del riesgo de caries 
  • El control de la dieta ingerida por el paciente 
  • El uso adecuado de fluoruros 
  • El control de la placa dental 
Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies