Lesiones y heridas bucales más frecuentes de los tejidos blandos

En la cavidad oral existen muchas lesiones en los tejidos blandos los cuales pueden informarnos de alguna alteración sistémica o algún cambio. Es importante saber diferencias e identificar cuales son las lesiones más recuentes en esta cavidad del organismo humano. 

Las aftas son lesiones ulcerosas de forma redondeada u ovalada que pueden presentar dimensiones variables. Clínicamente estas lesiones tienen un apariencia blanquecina alrededor y una zona eritematosa al centro. Normalmente aparecen dentro de la cavidad oral en la lengua, los labios, las encías o la zona interna de las mejillas. A pesar de que su tamaño suele ser pequeño cursan con dolores y molestias que pueden dificultar la funcionalidad adecuada de la boca. La causa de las lesiones ulcerosas es desconocida pero existen factores que pueden actuar como desencadenantes de las aftas bucales como una deficiencia de vitamina B, C, ácido fólico o determinados minerales puede contribuir a la aparición de aftas bucales, morderse la lengua o la mejilla, el consumo de bebidas ácidas, la acidez gástrica con reflujo o los vómitos producidos por ciertas enfermedades y algunas enfermedades sistémicas como el virus de la inmunodeficiencia humana y las enfermedades autoinmunes como el pénfigo o el lupus. 

El herpes labial es un virus, en concreto el virus del herpes simple tipo 1. Este virus se manifiesta clínicamente con ampollas labiales de contenido líquidos que una vez rompen dejan una zona erosiva la cual suele ser muy molesta. Estas lesiones suelen resolverse espontáneamente en no más de una semana. Les lesiones herpéticas suelen ser altamente contagioso sobretodo antes de aparecer la lesión clínica, cuando la sintomatología empieza a presentarse. Esta lesión tiene una alta frecuencia entre la población adulta y el virus se queda en el organismo humano para toda la vida y pueden aparecer brotes cuando el estado inmunológico de la persona es disminuido. 

La queilitis es una enfermedad que se caracteriza por una continua descamación de los labios y las comisuras labiales. Esta puede evolucionar en pacientes dentados y desdentados, en los que la reducción de la dimensión vertical hace que haya un ajuste de los labios entre sí, y parte de la piel próxima a las comisuras, forman un pliegue que se mantiene húmedo por saliva, se macera y se infecta, produciendo la queilitis exfoliativa. Suele ser frecuente también en los respiradores orales. La candidiasis en la infancia provocando placas blancas adherentes distribuidas irregularmente en la mucosa bucal y suele acompañarse de inflamación y grietas de las comisuras labiales y de costras en los labios. 

La glositis migratoria benigna o lengua geográfica es una lesión presente en el dorso lingual. Está caracterizada por darle a la lengua una aspecto similar a la de un mapa. La etiología de esta lesión es desconocida pero un déficit de vitamina B puede estar relacionada con esta. Esta alteración del dorso lingual es debida a los cambios en las proyecciones digitiformes de las papilas gustativas. 

Los gránulos de Fordyce son unas pequeñas y numerosas granulaciones de color blanco amarillento que se disponen en la mucosa oral. Estos gránulos son glándulas sebáceas aberrantes que forman racimos o placas. Una frecuencia elevada de población adulta, casi el 80% de esta, presenta gránulos de Fordyce. Se trata de un tipo de lesión benigna que no requiere tratamiento.

1 Comment

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies