Los fluoruros en niños

El flúor es un elemento químico que se encuentra localizado en la tabla periódica de los elementos, en el número 9. Se trata del elemento más reactivo químicamente y su combinación natural más importante es fluoruro cálcico (CaF2). 

Este elemento se encuentra en la naturaleza, en los minerales y los de origen volcánico, que contienen fluoruros. También se encuentra en el agua, tanto del mar (en concentraciones de 0’8-1’4 ppm, partes por millón) como en el agua bebida.

En los alimentos, el flúor se encuentra con mayor concentración en el té, las espinacas, los tomates y las lentejas. El flúor también se puede adquirir para formar productos que lo incluyan, como en los dentífricos o en los colutorios. 

El flúor es uno de los productos más recomendados para prevenir la caries dental.

Este elemento como agente preventivo de la caries, según la evidencia científica actual, no está totalmente comprendido pero se sabe que: inhibe el metabolismo de la placa dental y altera su composición, inhibe la capacidad de las bacterias de formar grandes cantidades de ácido al metabolizar los restos de carbohidratos, inhibe el proceso de desmineralización de los dientes, disminuye el pH a partir del cual el cristal de hidroxiapatita (sustancia formadora del esmalte) se disuelve, da a la superficie dentaria resistencia frente a los ácidos presentes en boca y favorece la remineralización de la superficie del esmalte dental. 

Si el fluoruro es aplicado de forma tópica en alta concentración, se logra que en la superficie del esmalte se deposite mayor cantidad de ion fluoruro, al reaccionar este con el calcio de la saliva y formar un precipitado de fluoruro de calcio. De forma que se produce un intercambio con la hidroxiapatita del esmalte y se forma la fluorhidroxiapatita, que aumenta la resistencia del esmalte superficial a la desmineralización.

Además, la presencia del ion fluoruro favorece la remineralización de la superficie dental del esmalte cuando está hipomineralizada, al promover la inclusión de minerales de calcio y fosfato en su estructura.  

Usos y aplicación de los fluoruros en niños

La fluorización de las aguas de consumo es el ajuste de la concentración natural de flúor a la recomendada para una óptima salud dental, siendo esta una intervención comunitaria para prevenir la caries dental. El uso de pasta dentífrica fluorada es la recomendación básica en la prevención de la caries dental y su uso debe ser promovido entre todas las personas y sus responsables, cuando son menores. Entre 6 meses y 2 años, se debe utilizar una pasta de dientes con 500ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante. Entre 2 y 6 años, la pasta de dientes puede ser entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor y la cantidad la misma cantidad. Por encima de 6 años, la pasta de dientes ya puede ser mayor a 1.450ppm de flúor. 

En los casos en que el cepillado dental no se realiza de acuerdo a las recomendaciones o el riesgo de caries está aumentado por otras razones, pueden ser útiles fuentes adicionales de flúor. En niños con alto riesgo de caries, una administración supervisada de pastillas de flúor en niños con alto riesgo de caries puede ser una medida preventiva eficaz.  

Los enjuagues de uso en el domicilio o en las escuelas presentan, principalmente, las siguientes modalidades: 0.05% de NaF de uso diario y 0.2% NaF de uso semanal. 

Los barnices de uso profesional de entre 1.000 y 56.300 ppm F-, son eficaces en la prevención de la caries tanto en dentición primaria como permanente. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies