Puente dental antiguo, ¿cuándo es necesario cambiarlo?, paso a paso

La prótesis dental es una parte de la odontología mediante la cual se rehabilita y se repara artificialmente la función y la estética bucodental. 

Se trata de un producto sanitario que se hace a medida para poder reemplazar los dientes perdidos o partes de ellos para mejorar así la función masticatoria de la cavidad bucodental. Esta prótesis se realiza en el laboratorio mediante modelos obtenidos previamente pero se necesita de una adaptación clínica en la boca del paciente para un perfecto ajuste.

Existen dos principales tipos de prótesis dental: la prótesis fija y la removible. La prótesis fija es aquella que permanece en la cavidad oral de manera definitiva, en cambio la prótesis removible, o llamada de quita y pon, puede retirarse y ponerse en situaciones que se requiera. 

La prótesis fija  es la que la mayoría de los pacientes desean ya que es mucho más cómoda y los resultados son más satisfactorios. Además, con ella se puede obtener una mejor función masticatoria.

Este tipo de prótesis, puede ir desde la restauración de un solo diente hasta la rehabilitación completa de todos los dientes para obtener una oclusión ideal. De modo que se obtiene una adecuada estética dental y una función bucodental óptima. 

La prótesis fija puede estar o cementada en los dientes naturales o también puede ir adheridas a raíces dentales o también pueden ir cementados o atornilladas a los implantes dentales. 

Existen varios tipos de prótesis fijas, entre ellos se destaca al puente dental.

¿Qué es un puente dental?

Un puente dental es un tipo de prótesis fija ya que se cementa de forma definitiva. Los puentes dentales pueden ir cementados en dientes naturales o también sobre implantes dentales.

Se trata de un tipo de prótesis mediante la cual se reemplaza un diente perdido o más. Esta prótesis se adhiere y une a los dientes remanentes de ambos lados de la ausencia dental. Es decir, el puente dental abarca un diente anterior a la ausencia dental, el diente artificial en la zona de la ausencia dental y un diente posterior a la ausencia dental. 

De modo que los puentes dentales están formados por unos pilares, que se tratan de los dientes donde la prótesis va cementada, unos pónticos, que son los dientes artificiales que van en la zona donde existe la ausencia o ausencias dentales, y los conectores que son los elementos de unión entre los dientes pilares y los pónticos. 

Es necesario realizar una historia clínica completa junto a una exploración detallada y unas pruebas complementarias y finalmente un estudio detallado del caso para poder analizar adecuadamente la situación y saber la decisión terapéutica más indiada en cada caso en particular.

¿Cuándo es necesario cambiar un puente dental antiguo?

Los puentes dentales van cementados a los dientes pilares, por lo que con el paso de los años la adhesión, la retención y la calidad del cemento van perdiendo sus propiedades iniciales.

En ocasiones, los puentes dentales permanecen en la boca muchos años, en otras situaciones únicamente un tiempo corto. La durabilidad de la prótesis en la cavidad oral depende de una gran cantidad de factores como por ejemplo la higiene del paciente, el estado inicial de los dientes pilares, el tipo de preparación dental, el paralelismo del puente dental, si este se encuentra en zona estética o no, el ajuste oclusal, entre otros factores.

Es por esto, que existen algunas características determinadas que hacen e indican la necesidad de cambiar un puente dental antiguo y sustituirlo por uno con mejores condiciones y nuevo.

La presencia de una retracción gingival puede ser uno de los motivos adecuados para que sea necesario el cambio de un puente dental antiguo. Si este se encuentra en una zona estética, es decir formando parte de algún de los dientes anteriores, aún con más ímpetu. Las retracciones gingivales en los puentes dentales son frecuentes si existe una mala higiene oral o un mal ajuste del puente, por lo que la placa bacteriana se va acumulando con el tiempo y la encía reacciona a la presencia de bacterias y se retrae.

Antiguamente los puentes dentales estaban hechos de metal y cerámica por lo que como consecuencia de la retracción gingival puede verse una línea oscura en la zona gingival correspondiente al metal de la prótesis. En zonas posteriores esta no es una indicación absoluta de la necesidad del cambio de un puente dental antiguo, pero si esta línea oscura existe en la zona anterior puede ser un indicación de peso para que el paciente quiera cambiar el puente y obtener una mejora estética.

Otra de las indicaciones las cuales indican que puede ser necesario el cambio del puente antiguo es el cambio de color. El paso del tiempo hace que los dientes naturales puedan variar la tonalidad por lo que puede existir una variabilidad de color entre el puente y los propios dientes. También, con los años las prótesis dentales van desgastándose y desadaptándose ya que van perdiendo todas sus propiedades iniciales. El desgaste puede ser producido por una actividad masticatoria habitual o también por algún tipo de hábito parafuncional como el bruxismo el cual debería ser controlado antes de proceder a cambiar la prótesis dental. El desajuste de la prótesis puede ser producida por las pérdidas de propiedades del cemento o también por la presencia de una patología dental o gingival.

REFERENCIAS

  • Rosenstiel SF, Land MF, Fujimoto J, editors. Contemporary fixed prosthodontics. 5th ed. St. Louis: Mosby; 2016.
  • Goldstein RE. Odontología estética. Barcelona: Ars Medica; 2002.
  • Mallat E. Fundamentos de la estética bucal en el grupo anterior. Barcelona: Quintessence; 2001.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies