¿Qué es la hiperplasia gingival?

La hiperplasia gingival, o también conocida como agrandamiento gingival, es el crecimiento anormal del tejido gingival, en concreto de la encía queratinizada.  

Este aumento gingival tiene una consistencia del tejido más o menos fibrótica, ya que se produce un aumento de los números de los fibroblastos. Además, de tener un componente inflamatorio asociado ya que existe una dificultad para mantener un buen control de la placa bacteriana. 

El agrandamiento gingival puede ser de tipo inflamatorio o no inflamatorio. El de tipo inflamatorio, la causa más prevalente es la presencia de placa bacteriana. El inflamatorio de tipo agudo, aparece en 24 horas, por un absceso gingival o periodontal. En cambio, el de tipo crónico tarda más de un día en aparecer y se trata de un crecimiento lento, no doloroso y que habitualmente cubre parcialmente la corona clínica.  

El otro tipo de agrandamiento, el no inflamatorio puede ser de tipo familiar, hereditario o idiopático (aunque es poco frecuente), o inducido por fármacos, siendo este uno de las hiperplasias gingivales más frecuentes. 

Los fármacos inductores de agrandamiento gingival son los fármacos antiepilépticos (como la fenitoína, el fenobarbital o el ácido valproico), los antagonistas de calcio (el verapamilo, el diltizem o la dihidropiridina), los inmunosupresores (la ciclosporina A) y algunos anticonceptivos orales (aunque no se incluyen, pero si favorecen la inflamación gigival). 

Otro tipo etiología de los agrandamientos gingivales son los que son de tipo combinado, por una mezcla de los anteriores, o condicionado. Estos últimos pueden ser de tipo hormonal o gestacional, puberal. Existen también los agrandamientos gingivales relacionados con la erupción dentaria. La erupción pasiva alterada es un proceso en el cual el margen gingival está más a coronal que la línea amelocementaria. 

Los tratamientos y soluciones de la hiperplasia gingival

Es de gran importancia hacer un diagnóstico adecuado del caso en particular para poder establecer un tratamiento lo más exitoso posible. De este modo, además realizar un examen completo de la cavidad oral para poder llegar al mejor pronóstico.  

El tratamiento y solución de la hiperplasia gingival se basa en tratar la causa productora de la hiperplasia y en solucionar los cambios patológicos subyacentes. Si se trata de una etiología únicamente inflamatoria, se puede tratar la hiperplasia con procedimientos únicamente locales y una higiene bucodental minuciosa con una buena técnica que evita su recurrencia. A veces, cuando existen condiciones sistémicas, el tratamiento más indicado es la eliminación del agrandamiento gingival mediante cirugía 

La intervención quirúrgica consiste en la eliminación de la parte del agrandamiento gingival, este procedimiento quirúrgico es llamado como alargamiento coronario. El especialista en las encías, el periodoncista, realiza esta pequeña intervención quirúrgica bajo anestesia local en la zona a tratar y mediante la eliminación de esta zona de encía agrandada.  

Una vez solucionado el problema de hiperplasia gingival, es de importancia realizar un seguimiento periódico junto con un refuerzo de las medias del control de placa para mejorar el estado gingival y conseguir un tratamiento exitoso. En ocasiones, no todo es tan idílico, y se presenta una recidiva de la hiperplasia gingival y es necesario realizar un retratamiento. En estos casos, se aconseja revisar la historia clínica del paciente para saber si existe algún fármaco productor de la hiperplasia o hay otras condiciones que hacen que se haya presentado la recidiva. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies