¿Qué es la lengua saburral?

La lengua se mantiene limpia y con un color normal gracias a la acción de limpieza de la saliva, la acción mecánica de la masticación, la flora oral habitual y una nutrición adecuada. Además, cuando la secreción de saliva es insuficiente, el régimen dietético obvia la masticación, se altera la flora bacteriana o cuando existe un déficit de determinadas vitaminas para la conservación del epitelio normal, puede cambiar el aspecto normal de la lengua.

Puede recubrirse de partículas de alimentos, de células epiteliales que se desprenden y de exudados inflamatorios. Pueden depositarse en su superficie crecimientos fúngicos.  

La lengua saburral es una capa de revestimiento engrosada de color blanca, amarilla o parda que aparece en el dorso de la lengua. Se trata de una elongación de las papilas filiformes de la lengua (de más de 3 milímetros).  

Clínicamente se muestra una lengua con un color blanquecino o amarillento, que causa mal sabor de boca subjetivo y halitosis (mal aliento). 

¿Cuáles son las causas de la lengua saburral?

La etiología o causas de la lengua saburral son desconocidas pero existen factores favorecedores a que exista esta alteración. 

Estos factores que hacen que haya más predisposición a aparecer lengua saburral pueden ser algunos de los siguientes: 

  • Una falta de arrastre mecánico, es decir la autolimpieza bucal fisiológica. 
  • Una excesiva descamación epitelial o una longitud aumentada de las papilas filiformes.  
  • Una mala hidratación, ocasionando deshidratación. 
  • Dieta blanda o una alimentación con sonda, que no favorecen la autoclisis lingual. 
  • Otros factores predisponentes, como enfermedades febriles y neurológicas. 

¿Qué tratamiento existe ante la lengua saburral? 

El tratamiento de la lengua saburral se centra, más que en eliminar la capa de color blanquecina que aparece en el dorso de la lengua, sino que en tratar directamente  la causa productora e etiopatogénica.  

Es de gran importancia, que se efectúe el tratamiento que se efectúe, se realice una higiene bucodental profesional, para eliminar bacterias y gérmenes en boca. También, una higiene lingual es recomendable realizarla con un instrumento especial para la higiene del dorso de la lengua, como complemento al cepillado dental, de forma que se barren todos los detritus y las bacterias que causan esta saburra lingual. 

Además, es imprescindible beber e realizar una buena hidratación para eliminar este factor. También, hacer un cepillado lingual suave de forma periódica y se recomienda una alimentación con una dieta de consistencia sólida.  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies