¿Qué son las periodontopatías? Causas y soluciones

Las periodontopatías son alteraciones patológicas que se producen en los tejidos periodontales, su origen puede ser cualquiera; ellas comprenden la enfermedad periodontal, las gingivales y las manifestaciones periodontales de padecimientos sistémicos.  

La enfermedad periodontal se considera la segunda causa de pérdida dentaria, sin embargo, en el adulto mayor puede igualar y en muchos casos superar a las caries dentales como primera causa. 

Las periodontopatías se pueden clasificar en función de su afectación en el periodonto o no en: gingivitis o periodontitis. 

La primera periodontopatía que se establece es la lesión inicial (gingivitis aguda o reversible). Se trata de un acúmulo de placa de 2 a 4 días que afecta  entre un 5 y 10% al tejido conectivo gingival. Produce una inflamación de los vasos subyacentes y una migración de los polimorfonucleadas (donde los neutrófilos son las células predominantes), además existe un aumento del liquido crevicular. Si esta no es tratada, la lesión que se establece es la lesión temprana, done existe la gingivitis aguda o reversible. La acumulación de placa es hasta 7 días y la afectación del tejido conectivo gingival aumenta hasta el 15%. En esta existe una reacción inflamatoria persistente, un aumento de la pérdida de colágeno y los linfocitos son las células que predominan. La lesión establecida o gingivitis crónica es la siguiente lesión que aparece. Persiste la inflamación de tipo agudo, predominan las células plasmáticas, se forman bolsas incipientes pero no existe pérdida ósea. La lesión final que aparece es la lesión avanzada donde la periodontitis se establece, de modo que se trata de una periodontopatía irreversible. Existe destrucción de todos los tejidos del periodonto, con pérdida de colágeno, formación de bolsas periodontales y presencia de células plasmáticas con cambios degenerativos. 

¿Qué causa las periodontopatías?

La presencia de placa bacteriana en la cavidad oral activa unos mecanismos inflamatorios debido a la producción de toxinas por parte de las bacterias. Estas toxinas provocan destrucción de los tejidos. Si perduran en el tiempo, las bolsas periodontales se extienden haciendo que la patología inflamatoria llegue hasta el ligamento periodontal, hueso alveolar i cemento radicular, lo cual puede comportar la perdida de inserción y, como consecuencia, a largo plazo la perdida de los dientes afectados. De modo que el factor etiológico primario de las peridontopatías es la presencia de placa bacteriana o biofilm. 

Existen otros factores causantes de las periodontopatías, estos son todos aquellos que conducen a la perdida de inserción: la acumulación, maduración y composición de la placa. 

Existen otros diferentes factores modificantes según al nivel al cual actúan. La acumulación de placa bacteriana esta modificada por la higiene oral, la mal posición de los dientes, la anatomía dental, las restauraciones desbordantes y el contorno gingival. La composición de la placa puede variar según los mecanismo de defensa de cada paciente, de la profundidad de las bolsas periodontales, la presencia de cálculo y el tabaquismo. Factores genéticos, como la diabetes mellitus, y el tabaquismo favorecen la  destrucción de los tejidos.  

El tabaquismo constituye uno de los factores de riesgo que con mayor fuerza se asocia con el desarrollo de periodontopatías inflamatorias e influye de un modo relevante en el curso y pronóstico de la enfermedad periodontal. Las personas fumadoras tienen 2,7 veces más riesgo de enfermar que las no fumadoras, debido al efecto local de los productos derivados de la combustión y al efecto general de los productos tóxicos del tabaco sobre el organismo.  

¿Cuáles son las soluciones frente las periodontopatías? 

La placa bacteriana en primer lugar se acumula supragingivalmente (es decir, por encima de la encía), en este momento es donde se puede intervenir mediante su eliminación mecánica. Si no se elimina, las bacterias avanzan en dirección apical para formar placa subgingival, la cual favorecerá la enfermedad periodontal. Por lo tanto, los mecanismos preventivos son de gran importancia para prevenir la perdida de inserción de los dientes. 

Una vez establecida la enfermedad periodontal, es de gran importancia controlar e eliminar: 

  • La placa supragingival, mediante la eliminación mecánica con cepillado, cepillos interproximales e hilo de seda y con la ayuda de eliminación mecánica, como los colutorios o dentífricos. 
  • La placa subgingival, per medio de raspado y tratamiento periodontal, y en ocasiones es necesario emplear antibióticos sistémicos o locales u otros fármacos, como antinflamatorios, para modular la respuesta del huésped.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies