Radiografía CBCT 3D: ventajas en odontología

La radiografía CBCT 3D en odontología se refiere a la tomografía computarizada de haz cónico (CBCT, en inglés cone beam computed tomography).  

La tomografía computarizada fue descubierta a finales de la década de 1990 cuando se desarrolló un nuevo escáner topográfico denominado cone beam computed tomography (CBCT), o digital volumen tomography (DVT), específicamente concebido para aplicaciones maxilofaciales y dentales.  

Características de la radiografía CBCT 3D

La CBCT se diferencia de la TC en que el volumen tridimensional completo es adquirido en una rotación única del escáner, que al menos actualmente debe girar 180°. Las imágenes son tomadas mediante un aparato que emite un haz de rayos cónico, divergente, piramidal, que gira alrededor de un punto de interés y donde los rayos ionizantes son captados por un detector colocado en la parte opuesta del paciente. De esta forma se obtienen imágenes en pequeños cortes en 3D espacio, que aportan una información precisa, inmediata y que además pueden ser visionadas con una reconstrucción espacial. 

Este tipo de radiografía se considera como una técnica de gran potencial en la odontología. En la tomografía computarizada, los parámetros de haz cónico se tienen que modificar y seleccionar para poder obtener una resolución mejor, limitar de esta forma la exposición de la radiación del paciente y, también, poder aportar un detallado y específico diagnóstico.  

¿Por qué es útil la radiografía CBCT 3D?

En la especialidad de la endodoncia la radiografía CBCT es de gran utilidad para realizar un análisis de la morfología radicular y estructuras adyacentes, el diagnóstico de la patología pulpo-periapical y plan de tratamiento, observar posibles complicaciones del tratamiento de endodoncia, visualizar una fractura radicular vertical, alguna reabsorción radicular, para la cirugía endodóntica y la evaluación postoperatoria del tratamiento de endodoncia a 
corto y largo plazo. Es por esto que se pueden ver la anatomía de los conductos radiculares, gracias a ella se identifica la patología periapical, permite una evaluación adecuada antes de la cirugía periapical, permite analizar los procesos de reabsorciones e identificar fracturas dentarias. 

La CBCT 3D en la odontología también tiene como ventaja optimizar el plan de tratamiento con implantes dentales, ya que permite localizar y determinar la distancia a las estructuras anatómicas vitales, medir la anchura del hueso alveolar y visualizar el contorno del hueso, determinar si es necesario un injerto de hueso o un levantamiento de seno, seleccionar el tamaño y el modelo de implante más adecuado y optimizar la localización del implante y su angulación. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies