Retenedores de dientes

Los retenedores de dientes, que se colocan después de un tratamiento de ortodoncia, son unos alambres estabilizadores de los dientes que se colocan en la parte interna de los dientes y son prácticamente invisibles.

¿Cuándo se colocan los retenedores de dientes?

Los retenedores de dientes se colocan una vez se finaliza el tratamiento de ortodoncia.

En un tratamiento de ortodoncia los dientes se mueven mediante aparatología con movimientos controlados consiguiendo una mejor oclusión, función y también estética.

Los retenedores de dientes en ortodoncia tienen como objetivo minimizar los movimientos dentales y mantener las correcciones dentales obtenidas durante el tratamiento de ortodoncia.

Es de gran importancia su colocación inmediata al terminar la ortodoncia, pues los dientes pueden moverse hacia su posición anterior con el paso del tiempo y desalinearse incluso después de haber llevado ortodoncia.  

De manera que, el odontólogo especialista en ortodoncia (el ortodoncista) siempre indica la colocación de unos retenedores para estabilizar los dientes el máximo tiempo posible y evitar los posibles cambios indeseados. 

¿Por qué es necesario colocar retenedores?

Es de importancia tener en cuenta unos principios básicos a la hora de realizar y finalizar cualquier tratamiento de ortodoncia con el fin de evitar recidiva y así también dar estabilidad en los resultados del tratamiento.

Los dientes que se han movido y cambiado su posición tienden a volver a la posición original. Además, la retención junto con una buena oclusión final, es uno de los factores clave en el mantenimiento de los dientes. Ya que en una relación oclusal inestable hay una gran tendencia a que los dientes vuelvan a su posición inicial.

Tipos de retenedores de dientes

Existen diferentes tipos de retenedores de ortodoncia. Estos se clasifican en dos grandes grupos: 

  • Retenedores fijos 
  • Retenedores removibles (de quitar y poner).

Retenedores de dientes fijos

Por un lado, los retenedores de ortodoncia fijos que hacen referencia normalmente a unos alambres trenzados que se adhieren sobre la cara interna de los dientes anteriores, los de delante. Habitualmente, de canino a canino.

Este tipo de retenedores de dientes son colocados por el odontólogo al finalizar la ortodoncia y uno no puede quitárselos, sin fijos. Para evitar desplazamientos dentales indeseados, se coloca un retenedor fijo superior y otro inferior.

Tipos de retenedores fijos

  • Barra lingual anclada. En los caninos o primeros premolares y apoyada en la superficie lingual plana de los incisivos.
  • Retenedor lingual de alambre trenzado. Adherido con resina a los caninos, y opcionalmente a los incisivos para un mayor control.
  • Ferulización con fibra de vidrio. Se adhiere al diente la fibra de vidrio con un adhesivo especial de resina.

Retenedores de dientes removibles

Por otro lado, encontramos los retenedores de ortodoncia removibles que hacen referencia habitualmente a unas fundas transparentes que se realizan de forma individualizada con la forma de los dientes del paciente al finalizar la ortodoncia.

Estos se colocan, durante los primeros meses después del tratamiento de ortodoncia, siempre excepto durante las comidas, o bien, solo por las noches, según el caso, evitando el desplazamiento dental. De manera que, la finalidad de nuevo es la misma: evitar recidivas después del tratamiento de ortodoncia.  

Tipos de retenedores removibles

  • Aparato de Hawley. Se trata de una placa de resina con un arco por fuera de los dientes, hasta canino. En los molares se apoya un gancho.
  • Retenedor circunferencial. Parecido al anterior pero el arco cubre la parte de fuera de todos los dientes.
  • Aparatos funcionales. Se colocan cuando se ha realizado una primera fase de tratamiento de ortodoncia, de tipo ortopédico.
  • Posicionador elástico. Fabricado con un material elástico que permite el acabado final de la oclusión.
  • Essix o retenedor termoplástico transparente. Lámina de plástico que se adapta a la anatomía de los dientes, de forma individualizada.

Después de haber realizado un tratamiento de ortodoncia, es importante mantener el resultado obtenido de por vida. Para ello, es imprescindible la colocación de un tipo u otro de retenedor de ortodoncia al haber finalizado el tratamiento. 

Tiempo de uso del retenedor de ortodoncia

Cada profesional tiene su criterio en base al tiempo de uso del retenedor de ortodoncia. En general, es muy aconsejable que se utilice el máximo tiempo posible. 

El retenedor fijo puede mantenerse en boca de manera indefinida si uno mantiene buenos hábitos de higiene oral.  

De todas maneras, es importante que el paciente tome conciencia de la importancia de su uso, pues permite una buena perdurabilidad del tratamiento de ortodoncia, y evita movimientos dentales indeseados que puedan suponer una nueva realización del tratamiento de ortodoncia.

En Estudi Dental Barcelona podrá consultar en una visita con el doctor especializado el precio de los retenedores dentales, con los que evitará que sus dientes se muevan con el tiempo.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Dentista con medidas contra el coronavirus COVID19PROTOCOLO ANTI COVID-19. ENTRA Y DESCUBRE POR QUÉ SOMOS UNA CLÍNICA COVID-FREEPROTOCOLO ANTI COVID-19.
ACCEDER

X