Tipos de cepillos de dientes para niños

La odontopediatría es la rama de la odontología orientada al cuidado de los niños y de los adolescentes. Esta se basa en los problemas dentales y bucofaciales que estos niños pueden presentar. 

Uno de los procedimientos fundamentales en la odontología, y también en la odontología pediátrica, es la prevención. Esta puede conseguirse con la ayuda de tres estrategias: la eliminación de la placa, la modificación de la dieta y el aumento de la resistencia del diente. La eliminación de la placa se consigue gracias a un adecuado cepillado dental, el uso de cepillos o hilo interdental y un control químico de esta. 

El cepillado de los dientes en los niños se debe iniciar justo cuando erupciona el primer diente, alrededor de los 6 meses. 

¿Cuál es el mejor cepillo de dientes para los niños? 

El cepillado dental es la principal manera mecánica de eliminación de la placa dental. Las principales características que un cepillo dental en odontopediatría debe tener son las siguientes: 

  • El cepillo debe ser blando y con la punta redondeada, para que de esta forma provoque menos traumatismos y tenga una mejor capacidad de limpieza entre los dientes. 
  • El cabezal del cepillo dental tiene que ser lo más pequeño posible, para poder llegar de forma adecuada a todas las zonas bucodentales. 
  • El mango de este debe ser grueso y largo, para que el niño pueda tener un buen agarre del cepillo de dientes. 
  • El cepillo de dientes debe cambiarse regularmente cada tres meses. 

Los cepillos dentales en odontopediatría son clasificados según a la edad a que van destinados. Estos se clasifican para niños menores de 3 años, cepillos dentales para niños de entre 3 y 6 años y cepillos para niños de 6 a 12 años. 

Los niños de menos de 3 años deben realizar su primera visita al odontólogo al año de edad. Se debe realizar un cepillado debe realizarse al menos 2 veces al día, donde el momento de irse a dormir es el más importante y durante los primeros meses puede hacerse la higiene mediante una gasa humedecida. En este momento de la vida del niño, el uso de dentífrico dental es pospuesto. El cepillado dental es realizado por los padres con el niño sentado en la falta y se debe prestar especial atención a la arcada superior, donde suelen ocurrir las primeras caries. Los cepillos de dientes para los menores de 3 años pueden ser a modo de dedal y se silicona o con mango y un pequeño cabezal con filamentos extrasuaves. 

A partir de los 3 años hasta los 6, el niño debe desarrollar el hábito del cepillado, siempre con una técnica sencilla y con el método horizontal en menores de 5 años. El niño debe estar de pie y el padre, también de pie, detrás suyo, para controlar la técnica. El cepillado dental debe realizarse también dos veces al día y se puede iniciar el uso de hilo dental si existen contactos interproximales. El cepillo ideal para los niños de 3-6 años tiene un cabezal pequeños redondeado, con un numero mayor de filamentos suaves y un mango con una superficie adecuada para la sujeción. 

A partir de los 6 años, el niño adquiere una responsabilidad mayor sobre su higiene, pero los padres deberán supervisarlo. Los dentífricos ya pueden ser fluorados. El cepillado debe efectuarse secuencial para no olvidar ningún diente. Es en este momento, donde se aprende a usar el hilo dental. En esta edad, el cepillo suele llamarse Junior y presenta también un cabezal pequeños con unos filamentos de tipo suaves o medios.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies