¿Qué es una radiografía periapical y cuándo se realiza

La mayoría de lo que ocurre en nuestro cuerpo humano, no se puede ver a simple vista. Por esta razón, gracias a los rayos X se puede observar lo que sucede dentro de nuestro organismo. En la Odontología existen varias técnicas radiográficas para realizar un buen estudio bucodental, la radiografía periapical es una de ellas. 

La radiografía periapical es una técnica exploratoria radiográfica intraoral. Su objetivo es ver los ápices dentales, la punta de las raíces, y la zona de alrededor de ellos, de aquí su nombre peri (alrededor) y apical (de ápice). Por lo que gracias a ella se puede explorar de forma exhaustiva a todo el diente y su alrededor. 

¿Cómo se realiza esta técnica radiográfica?

Este tipo de técnica radiográfica se realiza mediante unas pequeñas placas radiográficas. Estas se colocan dentro de la boca y se impresionan a través de un aparato de rayos X externo.  

Antiguamente estas radiografías tenían que ser reveladas para poder obtener la imagen deseada. En la actualidad, se dispone de dispositivos intraorales que presentan sensores los cuales permiten generar una imagen digital y ser vistas directamente en la pantalla. Este avance, ha facilitado todo el proceso radiológico y hace que este sea mucho más rápido.

A veces, para facilitar la realización de ésta técnica radiográfica, se emplean unos dispositivos que ayudan a que la radiografía quede mejor, los posicionadores. Estos posicionan a la radiografía para que se distingan bien todos los tejidos. 

¿Cuándo se realiza una radiografía periapical? 

Las radiografías intraorales periapicales se realizan para poder observar y analizar la totalidad del diente, incluyendo la corona de los dientes, su raíz, el ápice, el tejido óseo de alrededor y el espacio periodontal, para diagnosticar posibles lesiones que no son visibles a simple vista. 

En muchos casos, con una radiografía panorámica general es suficiente para poder diagnosticar y detectar cualquier anomalía bucodental. Aunque a veces, es necesario realizar las radiografías periapicales.  

Estas radiografías se realizan habitualmente para: 

  • Observar afectaciones periodontales. Podemos ver si hay pérdida ósea, bolsas periodontales y cálculo entre los dientes y bajo las encías. 
  • Pautar el tratamiento periodontal, sabido lo anterior. 
  • Verificar el proceso del tratamiento endodóntico, tanto antes, como durante y después de su realización. 
  • Detectar lesiones periapicales, de alrededor del diente. Como los quistes periapicales. 
  • Diagnosticar las caries dentales, para poderlas clasificar según afecten en el esmalte (la capa más superficial), la dentina o han llegado ya a la pulpa (el nervio dental). De esta forma también se detecta de forma preventiva caries incipientes interproximales, entre los dientes, que no se ven en una simple inspección clínica. 

La radiografía periapical es una muy buen técnica radiográfica en el ámbito bucodental. 

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies