¿Por qué sangran las encías? Posibles causas y soluciones

Ante todo, debemos tener en cuenta que cuando una encía está sana, no sangra. Uno de los principales miedos o conocimiento no acertado que tiene gran parte de los pacientes de la consulta dental, es la opción de pensar que el sagrado de las encías, se debe a que estamos realizando un cepillado de manera agresiva.  Para nada puede ser la causa de un sangrado gingival, ya que si llegamos a ocasionar algún daño con el cepillado lo que provocará será una sensación de molestia o a lo mucho dolor de forma leve.

El sangrado de las encías se produce porque existe una inflamación, y si se da una inflamación de las encías nos debemos plantear cual es la causa de esta inflamación.  El principal y más frecuente de los factores que producen la inflamación de las encías y por lo tanto, el sangrado de las encías no es otro que el acumulo de placa bacteriana o biofilm bacteriano.

La placa bacteriana es la acumulación de distintos agentes microbianos de color blanco amarillo y de textura banda en sus inicios, es capaz de acumularse sobre dientes, pero cuando pasa tiempo esta textura blanda pasa a calcificarse invadiendo más zonas entonces se denomina calculo dental o sarro. La patología más frecuente que causa la placa dental que afecta al tejido blando (encías) es la gingivitis. Para eliminar la placa existente hace falta llevar una correcta higiene oral y realizarse una higiene dental con nuestro profesional anual.

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos cuenta que con frecuencia las enfermedades relacionadas con las encías (enfermedades periodontales) se pueden presentar en más de una ocasión sin cursar dolor o un malestar que sea muy intenso, y la persona en cuestión puede estar padeciendo una de estas patologías sin ser conocedor de ello.

Y es que son bastantes las personas que tienen una idea equívoca frente al hecho de que sangren sus encías llegando a pensar que se trata de unas encías altamente sensibles, idea muy errada puesto el síntoma más evidente y claro de presencia de enfermedad periodontal es el sangrado de encías.

Las dos principales entidades relacionadas con la enfermedad periodontal son la gingivitis y la periodontitis. Según la enfermedad el tratamiento será más complejo o no, por eso se debe tratar en cuanto sea diagnosticado puesto que son enfermedades que presentan diferentes estadios.

Tal y como describe y explica  la SEPA:

Las enfermedades periodontales son patologías que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen a los dientes, son patologías infecciosas, causadas por bacterias. Hay dos grandes grupos de enfermedades periodontales. Cuando se afecta únicamente la encía, causando un proceso inflamatorio reversible, se denomina gingivitis”

La periodontitis (comúnmente y en su anterioridad  conocida como “piorrea”) se inicia cuando la gingivitis se mantiene en el transcurso del tiempo sin tratamiento y se dan otros factores de riesgo de tipo (genéticos, ambientales, locales,…). Es por eso que además de la inflamación de la encía se comenzará a producir una destrucción de más profundidad de los tejidos de soporte: hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento del diente.

¿Tienes sangrado en las encías?

Es una pregunta bastante común que muchos de nosotros nos hacemos cuando nos cepillamos los dientes y vemos que aun así nos sangran las encías. Entonces nos preguntamos, ¿cuál es la solución? Vamos a responder a estas dudas.

Pues bien, cuando nos sangran las encías es debido a que tenemos gingivitis. ¿Y qué es la gingivitis? La gingivitis es la enfermedad de las encías, cuando tenemos las encías más rojas, inflamadas, y nos sangran. Esto puede ser debido a la presencia de placa bacteriana que se acumula y no somos capaces de eliminar con el cepillado dental.

Existen diferentes factores que favorecen la acumulación de placa bacteriana, como la anatomía de nuestros dientes o si llevamos ortodoncia, ya que al llevar los brackets se nos hace más difícil cepillarnos bien y poder eliminar toda la placa.

Pero no todas las gingivitis están causadas por la acumulación de placa bacteriana, también puede ser debido por un origen vírico, fúngico, pueden ser producidas por una lesión o debidas a enfermedades sistémicas.

Actualmente existen medicamentos que inducen a la gingivitis tales como:

  • anticonvulsivantes (dilatin),
  • inmunosupresores (ciclosporina),
  • antagonistas del calcio (procardia, calan cardizem, plendil)

También es muy común en mujeres embarazadas presentar gingivitis sobre todo durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo debido al cambio hormonal.

¿Es verdad que si no paramos la gingivitis esta vaya a más? Sí, si no hacemos nada para mejorar la gingivitis esta puede evolucionar en una periodontitis. Y, ¿qué es la periodontitis?

La periodontitis comúnmente llamada como piorrea,es una enfermedad periodontal. Es cuando presentamos una gingivitis y además hay una pérdida de hueso, es decir, cuando nuestras encías están enrojecidas, sangran, han aumentado de tamaño a causa de la inflamación que presentan y además hemos perdido hueso de soporte de nuestros dientes.

La periodontitis es muy común en adultos, aunque también puede presentarse en niños y adolescentes. Puede ser localizada en un sector o bien generalizada y tener la misma perdida de hueso en toda la boca.

La perdida y la destrucción ósea está relacionada con los niveles de placa bacteriana y la presencia de factores predisponentes, como:

  • Una pobre higiene oral, que conlleva a que haya más acumulación de placa
  • El tabaco (este es el principal factor de riesgo de esta enfermedad)
  • La edad (como hemos mencionado antes es más común en personas adultas, pero puede presentarse en niños y adolescentes)
  • Diabetes y enfermedades cardiovasculares
  • Raza (hay mayor prevalencia en la raza negra)
  • Genética
  • Virus
  • Factores socio-economicos

Esta pérdida ósea no aparece de forma instantánea, sino que progresa de una manera lenta, aunque también puede haber periodos en que haya una rápida progresión de esta enfermedad.

Y nos preguntaremos ¿cómo se detecta la perdida de hueso? En la clínica dental, haciéndonos la revisión habitual con radiografías puede ver el nivel de hueso que tenemos, además de realizar un periodontograma, esto es un sistema de recogida de datos sobre la situación clínica del nivel de hueso, en él se van registrar diferentes datos de forma estructurada, lo que permitirá a los dentistas una rápida comprensión de la situación periodontal general del paciente y valorar la evolución en posteriores revisiones.

¿Qué puedo hacer para solucionar tanto si presento gingivitis o periodontitis? Lo más importante si presentas sangrado de las encías es que acudas a tu dentista de confianza, además de tener una buena higiene oral en casa.

En la clínica dental, el principal objetivo del tratamiento periodontal es eliminar la enfermedad y restaurar el tejido teniendo en cuenta la estética dental y la función. Con el trataran de eliminar y prevenir la recurrencia de los depósitos bacterianos localizados en las superficies dentarias. Y es aquí donde te enseñaran una buena técnica para cepillarte los dientes incluyendo como pasarte el hilo dental, si es necesario los cepillos interpoximales y te recetaran un buen enjuague bucal adecuado para ti.

¿En qué consiste este tratamiento? Pues bien, el tratamiento periodontal consiste en una limpieza bucal que se realizará en tu clínica dental y con ello eliminaran toda la placa supragingival, es decir, por encima de la encía y si es necesario harán un raspado radicular; ¿qué es un raspado radicular? El raspado radicular es el tratamiento donde se elimina toda la placa subgingival, es la placa que hay sobre la raíz dental, por debajo de la encía.

Una vez realizado este tratamiento, debes seguir manteniendo una buena higiene oral en casa y haciendo una reevaluación cada 2 o 3 meses, así sabrán si el tratamiento ha sido efectivo y que la enfermedad no va a más.

Por lo tanto, ya sabemos que la gingivitis y la periodontitis son una enfermedad del tejido periodontal, las cuales podemos combatir teniendo una muy buena higiene oral en casa cepillándonos tres veces al día durante aproximadamente unos 5 minutos, utilizando el hilo dental y todas las recomendaciones que nos de nuestro dentista.

Principales causas del sangrado de encías

Una de las principales creencias erradas que tienen muchos pacientes acerca del sangrado gingival (sangrado de encías) ya que confunden el sangrado de las encías con el hecho que estén realizando ellos mismos un cepillado oral demasiado agresivo y por ello suponen estar lastimando el tejido blando, y la siguiente idea equivocada que tienen los pacientes es sobre su solución idea más errada todavía, ya que imaginan que, abandonando el hábito de higiene oral, se suspenderá el sangrado gingival.

Pues bien, estas dos ideas están muy equivocadas ambas, si uno mismo estuviera produciendo algún tipo de lesión por una mala técnica de cepillado o por un mal control del cepillo de forma involuntaria a lo mucho podría ocasionar una molestia en la zona de carácter moderado a leve con dolor.

La principal causa de las enfermedades periodontales es el almacenamiento de placa bacteriana entre dientes y encías, sobre todo e inicialmente en las zonas interdentales y en los márgenes gingivales. Otros factores de riesgo importantes son el hábito del tabaco, una dieta poco saludable, factores genéticos, el estrés o un consumo excesivo de alcohol.

Cuando un paciente presenta sangrado se debe a otras causas las cuales vamos a exponer a continuación.

Cuando las encías sangran es un claro síntoma de inflamación del tejido blando, y si este está inflamado hay un motivo el cual está produciendo esta inflamación. La principal causa de este proceso inflamatorio y por ende el sagrado es la acumulación de la placa bacteriana, sobre las piezas dentales, cuando la acumulación de placa es leve y no ha penetrado más allá de se denomina supragingival cuando la placa llega a invadir tejidos más profundos la denominamos supragingival esta última tiene consecuencias más dañinas para el paciente. Es algo sencillo de explicar si existe enfermedad de las encías existe sangrado e inflamación del tejido blando. Si no existe alteración de las encías éstas no sangrarán.

Dentro de las patologías que causan el sangrado de las encías, son las enfermedades periodontales, pudiendo ser la gingivitis o la periodontitis.

También existe una fuerte relación entre las enfermedades periodontales y determinadas enfermedades sistémicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades respiratorias. Además en las gestantes puede darse sangrado sí hay algunas complicaciones durante el embarazo.

Existen una serie de factores que ayudan a la aparición de esta patología de encías, la gingivitis, estos factores van a ser aquellos que ayuden a la acumulación de la placa dental como:

  • Restauraciones antiguas de composite o amalgama que estén en mal estado.
  • Presencia de coronas dentales(fundas) que estén mal adaptadas o en mal estado.
  • El acumulo de placa en forma calcificada: sarro.
  • La presencia de tratamiento de ortodoncia fija.
  • Si el paciente presente apiñamiento dental ya sea en forma severa o moderada.
  • Ser usuario de prótesis dentales removibles parciales.
  • Dientes con patología de caries.
  • Sí se da empaquetamiento de alimentos entre los dientes muy usual si se ha consumido alimento de tipo fibrosos.

Pero además existen una serie de factores sistémicos, propios del organismo:

  • Enfermedades de carácter inmunodepresor.
  • Presencia de estrés.
  • Estado de embarazo o el ciclo premenstrual.
  • Diabetes que no esté controlada.
  •  Medicación como puede ser determinados anticonceptivos, antipilepticos, medicación para patología cardiaca.
  • Una no adecuada alimentación, falta de vitamina C.
  • O simplemente ser una herencia genética.

El tratamiento de la enfermedad de la gingivitis es sencillo y eficaz se trata de:

  • Llevar a cabo una correcta higiene oral diaria.
  • Realizar una correcta higiene con el profesional anualmente.
  • Eliminación de los posibles factores de riesgo y desencadenantes.
  • Si tenemos la idea o sospecha de poder poseer algún factor sistémico consultar al médico generalista.

Una vez se realiza el tratamiento de la gingivitis de forma correcta las encías volverán a tener su aspecto normal. Si esta gingivitis no es tratada a tiempo puede llegar otras patologías de la encía de forma mucho más agresiva como:

  • Periodontitis
  • Guna (gingivitis ulcero necrotizante)
  • Puna (periodontitis ulcero necrotizante)

Con estas tres últimas entidades mencionadas las secuelas que se producen son de tipo irreversible ya que la encía no volverá a su estado natural, se producirá una pérdida del volumen óseo, dando movilidad a los dientes. Incluso llegando a perder piezas dentales solo por el hecho de no tratar una gingivitis de manera correcta y en el momento oportuno.

La mejor manera de mantener nuestras encías sanas es la prevención realizando controles periódicos con nuestro dentista.

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos apunta, los diferentes tratamientos posibles:

En cuanto a la Gingivitis:

Cómo saber si se tiene gingivitis

El signo más claro para el paciente y más evidente es el sangrado, además el aspecto que se puede observar de la encía es diferente se verá brillante y el color en lugar de verse un color rosa- rosa coral se observará un color rojo intenso además el volumen de la encía se verá modificado se verá un volumen aumentado, un contorno engrosado. Hay que tener en cuenta que la zona con mayor riesgo a la acumulación de la placa bacteriana se encuentra entre el surco de los dientes y las encías.

Las bacterias y microorganismos que se encuentran en la placa son capaces de segregar unos productos metabólicos que causarán una respuesta por parte del sistema inmunológico. La reacción inmunológica que se da causa la inflamación que a su vez en los casos severos producirá retracción de las encías.

Un dato importante de esta entidad, es para aquellos pacientes que son fumadores por el hecho que el tabaco produce un proceso vasoconstrictor por lo tanto no se dará el sangrado y la patología quedará enmascarada.

La higiene profesional limpia las bacterias que se han acumulado en la cavidad oral , mediante la eliminación de la placa y la placa calcificada (sarro) acumulado. Este tratamiento lo realizarán  los profesionales de la odontología, el higienista dental, el odontólogo o el periodoncista.

Es fundamental una higiene bucal del paciente en casa, con el uso de productos que incluyan antisépticos de uso diario y realizar la higiene interdental con hilos, sedas dentales y cepillos interdentales.

Tratamiento de la gingivitis

  • Diagnóstico detallado y explicación del tratamiento.
  • Enseñanza de la higiene oral.
  • Higiene oral por parte del profesional.
  • En caso de tratarse de una gingivitis severa se deberá administrar una pauta antibiótica, y se indicará el uso de enjuagues con clorhexidina.

La otra entidad que se puede dar cuando existe un sangrado de las encías es la periodontitis, patología que sucede cuando no se ha tratado la gingivitis a tiempo.

Para el tratamiento de la periodontitis leve o moderada:

  • El facultativo realizará un estudio periodontal que constará: de fotos, radiografías, evaluación de la encía mediante un sondaje…
  • Higiene dental por parte del profesional
  • Raspado y alisado radicular se podría decir una higiene en profundidad
  • Enseñanza de la higiene oral al paciente
  • Control, transcurridos de 4 a 6 meses.

En caso que se trate de una periodontitis severa se realizará una intervención quirúrgica con el objetivo de la recuperación de hueso.

En una primera fase básica del tratamiento, se procede a la eliminación de las bacterias y de las bolsas  periodontales que se han formado consecuencia de la eliminación de placa en el margen gingival,mediante un raspado y alisado radicular(RAR) que consiste en limpiar las bacterias, la placa y el sarro de toda la anatomía  de los dientes.

Esta fase puede acompañarse de pauta antibiótica y clorhexidina, para el control de la carga microbiana y evitar que la enfermedad vuelva aparecer. Asimismo, mantener una buena higiene oral, no dejando a parte la higiene interdental, es fundamental.

En estadios en que la enfermedad es de tipo agresivo o avanzado, es necesario realizar una segunda fase  de tratamiento, de cirugía periodontal, que se efectúa para poder acceder a esas bolsas periodontales profundas.

La enfermedad periodontal puede prevenida a través de una higiene bucodental apropiada. Y realizando visitas frecuentes al odontólogo.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies