Pedir hora

 

¿Por qué sangran las encías? Posibles causas y soluciones

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos cuenta que con frecuencia las enfermedades relacionadas con las encías (enfermedades periodontales) se pueden presentar en más de una ocasión sin cursar dolor o un malestar que sea muy intenso, y la persona en cuestión puede estar padeciendo una de estas patologías sin ser conocedor de ello.

Y es que son bastantes las personas que tienen una idea equívoca frente al hecho de que sangren sus encías llegando a pensar que se trata de unas encías altamente sensibles, idea muy errada puesto el síntoma más evidente y claro de presencia de enfermedad periodontal es el sangrado de encías.

Las dos principales entidades relacionadas con la enfermedad periodontal son la gingivitis y la periodontitis. Según la enfermedad el tratamiento será más complejo o no, por eso se debe tratar en cuanto sea diagnosticado puesto que son enfermedades que presentan diferentes estadios.

Tal y como describe y explica  la SEPA:

Las enfermedades periodontales son patologías que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen a los dientes, son patologías infecciosas, causadas por bacterias. Hay dos grandes grupos de enfermedades periodontales. Cuando se afecta únicamente la encía, causando un proceso inflamatorio reversible, se denomina gingivitis”

La periodontitis (comúnmente y en su anterioridad  conocida como “piorrea”) se inicia cuando la gingivitis se mantiene en el transcurso del tiempo sin tratamiento y se dan otros factores de riesgo de tipo (genéticos, ambientales, locales,…). Es por eso que además de la inflamación de la encía se comenzará a producir una destrucción de más profundidad de los tejidos de soporte: hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento del diente.

Principales causas del sangrado de encías

La principal causa de las enfermedades periodontales es el almacenamiento de placa bacteriana entre dientes y encías, sobre todo e inicialmente en las zonas interdentales y en los márgenes gingivales. Otros factores de riesgo importantes son el hábito del tabaco, una dieta poco saludable, factores genéticos, el estrés o un consumo excesivo de alcohol.

También existe una fuerte relación entre las enfermedades periodontales y determinadas enfermedades sistémicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades respiratorias. Además en las gestantes puede darse sangrado sí hay algunas complicaciones durante el embarazo.

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos apunta, los diferentes tratamientos posibles:

En cuanto a la Gingivitis:

La higiene profesional limpia las bacterias que se han acumulado en la cavidad oral , mediante la eliminación de la placa y la placa calcificada (sarro) acumulado. Este tratamiento lo realizarán  los profesionales de la odontología, el higienista dental, el odontólogo o el periodoncista.

Es fundamental una higiene bucal del paciente en casa, con el uso de productos que incluyan antisépticos de uso diario y realizar la higiene interdental con hilos, sedas dentales y cepillos interdentales.

Para la Periodontitis:

En una primera fase básica del tratamiento, se procede a la eliminación de las bacterias y de las bolsas  periodontales que se han formado consecuencia de la eliminación de placa en el margen gingival,mediante un raspado y alisado radicular(RAR) que consiste en limpiar las bacterias, la placa y el sarro de toda la anatomía  de los dientes.

Esta fase puede acompañarse de pauta antibiótica y clorhexidina, para el control de la carga microbiana y evitar que la enfermedad vuelva aparecer. Asimismo, mantener una buena higiene oral, no dejando a parte la higiene interdental, es fundamental.

En estadios en que la enfermedad es de tipo agresivo o avanzado, es necesario realizar una segunda fase  de tratamiento, de cirugía periodontal, que se efectúa para poder acceder a esas bolsas periodontales profundas.

La enfermedad periodontal puede prevenida a través de una higiene bucodental apropiada. Y realizando visitas frecuentes al odontólogo.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.