Consecuencias de las muelas picadas

La caries dental es una enfermedad infecciosa multifactorial, ya que depende del huésped, de la dieta, de los microorganismos y del tiempo. Está caracterizada por la destrucción de los tejidos de los dientes. La destrucción dental es debida a la acción patogénica de los productos ácidos derivados de las bacterias que forman la placa dental. 

El desarrollo de esta enfermedad es un proceso episódico y clínico, ya que existe un balance entre el proceso de la desmineralización y la remineralización dental. Por lo que la caries ocurre cuando hay un desequilibrio y se favorece la fase de desmineralización. La desmineralización dental la causan los ácidos producidos por las bacterias cariogénicas de la placa dental depositada en las superficies dentales. 

La caries es una de las patologías bucales más habituales siendo un trastorno de vital importancia para dar solución y evitar consecuencias mayores. Afecta a todos los seres humanos, independiendo de su características sociales o personales. Gracias a la prevención, después de muchos años luchado contra esta enfermedad, se ha llegado a disminuir los índices de prevalencia de las caries. 

¿Cuáles son las causas de la caries dental?

La caries dental es una enfermedad multifactorial, es decir varios factores son los causantes de la caries. Estos factores son el huésped, la dieta, los microorganismo, y todos ellos confluyen durante un tiempo exacto. 

El huésped o la propia persona tiene predisposiciones específicas, como las genéticas, que hacen que unos individuos padezcan más caries que otros, aunque se cepillen igual de bien los dientes. 

La dieta o los hábitos alimenticios de cada personas influyen en la etiología de la caries. Los alimentos que afectan más son los hidratos de carbono o azúcares. Estos tienen un peso molecular bajo y se solubilizan de forma más fácil y, por lo tanto, penetran fácilmente y se incorporan en la placa bacteriana.  

Los microrganismos de los cuales está formada la placa bacteriana tienen un papel fundamental en el desarrollo de la caries dental. La placa bacteriana se forma sobre las superficies dentales y madura aumentando la organización entre las bacterias y también el número de ellas, si no se realiza una buen control de ella mediante el cepillado dental. Dependiendo de la cantidad de bacterias cariogénicas que exista en la placa bacteriana, habrá más o menos tendencia a que la caries dental se produzca más fácilmente o menos. 

El tiempo durante el cual confluyen todos los factores mencionados. Para que se aparezca la caries dental tiene que coexistir los tres factores anteriores (huésped, dieta y microorganismos) durante un tiempo en concreto y todo esto hará que aparezca la caries dental. 

Así pues, la caries dental es muy difícil que aparezca ya que depende de tres factores que deben de coexistir en un tiempo en concreto. Si durante este tiempo solo uno de estos factores está positivamente favorecido, la caries dental no se puede instaurar. Por ejemplo, aunque haya una predisposición a la caries y una mala higiene bucodental y no se puede eliminar la placa dental y los microorganismos en ella, si se realiza una buena alimentación con un bajo consumo de azúcares e hidratos de carbono, la caries dental no se instaurará o le costará más.  

Es por esto, que la situación ideal es controlar los tres factores mediante un control y unas revisiones de la propia persona, realizar una buena higiene bucodental para eliminar toda la placa posible y seguir una dieta equilibrar con un mínimo consumo de hidratos de carbono, par que de esta forma la caries sea muy difícil de aparecer. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies