¿En qué consiste un granuloma periapical? Causas y tratamiento

Cuando una infección den la pulpa del diente se extiende por el periapice, se produce un absceso o lesión aguda. Esta lesión periapical puede reaparecer dando lugar a un granuloma periapical, un quiste radicular o un tejido de cicatrización. 

Un granuloma periapical es una de las lesiones periapicales más frecuentes. Se trata de un proceso crónico con una masa de tejido inflamatorio localizado.  

Histológicamente, este tejido contiene un infiltrado inflamatorio agudo, con macrófagos y células polimorfonucleadas, y un infiltrado inflamatorio crónico, con linfocitos. A veces puede haber presencia de células epiteliales, que derivan de los restos de Malassez, y tener recidivas. 

El granuloma se localiza en la zona de alrededor del ápice de un diente que ha perdido la vitalidad. La prevalencia del granuloma periapical varía entre el 9% y el 87%.

¿Cuáles son las causas de un granuloma periapical?

La etiología de un granuloma periapical es la cronificación de una lesión aguda en el periápice, como podría ser un absceso. Esta lesión del periapice es un mecanismo de defensa del organismo frente a agentes nocivos o alteraciones procedentes de la pulpa, de la dentina o del periodonto. 

Los microorganismos alcanzan la pulpa, provenientes de distintas fuentes, como caries, fracturas, enfermedad periodontal o traumatismos, que conlleve al diente a la necrosis pulpar mediante la invasión bacteriana hacia la pulpa a través de los vasos sanguíneos del periodonto. 

El proceso carioso es la fuente más común de infección pulpar. La irritación bacteriana en la pulpa dental lleva a una reacción inflamatoria en este tejido que, si no recibe tratamiento, evoluciona en un proceso de pulpitis irreversible y una posterior necrosis pulpar. 

La necrosis pulpar permite el acúmulo de productos inflamatorios dentro de los canales radiculares y al tejido periradicular que provocan una inflamación periapical. Este proceso conduce a la formación de celular inflamatorias crónicas y a la aparición de un granuloma. 

¿Cuál es el tratamiento frente un granuloma periapical?

El tratamiento del granuloma periapical puede ser la extracción o un tratamiento conservador. 

Los granulomas periapicales, en la mayoría de los casos, se adhieren a la raíz del diente y tiene que ser extraído.  

En ocasiones, si hay un buen pronóstico para la rehabilitación protésica posterior, se puede realizar una biopulpectomía total o endodoncia del diente, mediante la cual se elimina la necrosis y la infección presente en la pulpa y en los conductos radiculares de ella. Una vez limpiado y obturado los canales, el granuloma puede completar un proceso de cicatrización, como una cicatriz apical. Esta, sin duda, es la mejor opción ante un granuloma periapical. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies