¿Cuándo es necesario acudir al dentista para niños?

Desde que vuestro bebé está en el vientre, se comienzan a formar sus dientes temporales (dientes de leche), por eso es muy importante que cuidéis vuestra alimentación durante la etapa del embarazo, ya que la ingesta de algunos alimentos y/o medicamentos influirán sobre la formación de los dientes del bebé.

La Odontopediatría (Odonto: diente, y Paido: niño) es el área de la Odontología a la que se encarga de cuidados preventivos y terapéuticos para la salud bucal de los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia. El especialista en esta rama del a odontología es el odontopediatra. 

La dentición temporal es la primera que aparece en la boca de un individuo. Los primeros dientes suelen aparecer hacia los 6-7 meses de vida. Los dientes temporales son 20, 10 por arcada (4 incisivos, 2 caninos y 4 molares). Estos presentan propiedades, tanto anatómicas como histológicas, diferentes a las de los dientes definitivos. 

La Odontopediatría también se encarga de todos los tratamientos de prevención del niño. Los más destacables son: 

  • Fluoraciones. Los fluoruros pueden ayudar a prevenir la aparición de caries. La forma más habitual y efectiva de aplicarlos es en forma de gel.
  • Sellado de fosas y fisuras. En molares permanentes es un método efectivo para la reducción de la caries dental. Estos deben colocarse basándose en el riesgo de caries de cada niño. 
  • Mantenedores de espacio. Como su nombre indica sirve para preservar el espacio de un diente perdido. De esta forma, se evita el apiñamiento en sectores anteriores, se mantiene una correcta guía de erupción en sectores laterales, permite que se establezca una normoclusión, se mantienen las funciones y evita la aparición de hábitos.

LA LIMPIEZA DE LOS DIENTES DEL NIÑO

Cuando el bebé nace, aunque no tenga dientes, debemos limpiar sus encías y su lengua con una gaza, después de cada alimentación, de este modo se prevendrá la formación de caries prematuras, en los dientes de leche cuando comiencen a salir.

Ya desde que le salen sus primeros dientecitos, debemos limpiárselos con los diferentes recursos disponibles en el mercado, desde los dedales de silicona, hasta esos pequeños cepillos con filamentos tan suaves, que serán como una caricia para vuestro bebé, pero al mismo tiempo mantendrán los dientes limpios y sanos.

El intercambio de saliva puede transmitir a vuestro bebé las bacterias de la boca de los adultos, por lo tanto, no se recomienda intercambio de cucharas, probar los alimentos del bebé, limpiar el chupete con la boca del adulto y/o besos en los labios.

¿Cuándo es necesario acudir al odontopediatra?

Existen ciertos aspectos muy importantes a tomar en cuenta para la salud dental del bebé, generalmente desconocidos por muchos padres. Por ello es importante que se visite a un dentista que sea capaz de orientarlos a cerca de los cuidados recomendados y de las posibles consecuencias que podría tener el no aplicar una buena higiene oral al bebé desde el inicio de la erupción dental.
¿Por qué visitar al dentista desde el inicio de la erupción dental?

La primera visita al odontólogo especialista, según la Academia Americana de Odontología Pediátrica, esta en realizar la visita entre los seis meses y el año del niño. De esta forma, los primeros dientes a erupcionan ya están en boca. 

En la primera visita es importante que el niño se familiarice con el nuevo espacio. Normalmente, en esta se realiza una exploración del niño tanto intraoral como extraoral de modo que se analizan las posibles alteraciones de crecimiento junto con la existencia de caries dentales y otras posibles patologías intraorales.  Además se anota la alimentación de cada niño para observar si existe relación entre alimentación y posible patología bucodental. 

En esta visita también es importante dar unas instrucciones de higiene oral a los padres, ya que la cavidad bucal se tiene que limpiar cuanto antes y no hace falta esperar a que erupcionen los primeros dientes temporales. Por lo que los buenos hábitos se tienen que instaurar desde el principio. 

Es de importancia que los padres transmitan una sensación de confianza y de seguridad para que de este modo se eliminen todos los tópicos de la odontofobia. El principal objetivo de las visitas tempranas en los niños es para conseguir que se llegue a adulto con una boca sana.  

CARIES DE BIBERÓN

La caries de biberón es un tipo de caries que ocurre en la primera infancia. Esta condición puede destruir los dientes del bebé. El origen de este problema está en la exposición prolongada y constante a líquidos azucarados. Esto incluye leche materna, fórmulas, zumos de frutas y cualquier otro líquido azucarado.

La placa dental que cubre los dientes está compuesta por bacterias que se alimentan con los líquidos azucarados. Tras alimentarse, estas bacterias liberan ácidos que atacan al esmalte de los dientes y cuanto más tiempo permanezca el líquido azucarado en la boca del bebé, mayor será la destrucción del esmalte, formando la llamada caries de biberón.

Debido a que no es el contenido del biberón si no la frecuencia y el tiempo de exposición a los ácidos que producen este tipo de caries, si se deja el biberón con un líquido azucarado como chupete o se permite que el bebé se duerma con el biberón en la boca, se producirán daños importantes en los dientes.
Mientras el bebé duerme disminuye el flujo salival, lo que facilita un ataque prolongado de los ácidos bacterianos al esmalte.

¿Cómo evitar la caries de biberón?

  • Evite que el bebé se acostumbre a los líquidos y a los alimentos azucarados como recompensa o como parte de la dieta diaria.
  • No moje los chupetes en líquidos dulces ni añada azúcar a los alimentos del bebé para mejorar su sabor.
  • Evitar el uso prolongado del biberón.
  • El biberón no se debe usar como chupete.
  • Es recomendable enseñar al bebe a beber en vaso antes de que cumpla el primer año de edad.
  • Acudir al dentista cada 6 meses desde que aparecen los primeros dientes.

¿CÓMO Y CUÁNDO LIMPIAR LOS DIENTES DEL BEBÉ?

Después de cada comida, utilice una gasa limpia para limpiar los dientes y las encías al bebé.

Es necesario comenzar a cepillar la boca el bebé con un cepillo de cerdas suaves, desde que le sale el primer diente.

TRATAMIENTOS PREVENTIVOS PARA EVITAR LA CARIES EN LOS NIÑOS

Además de visitar periódicamente al dentista desde que sale el primer diente, es preciso continuar con el hábito a medida que el niño va creciendo.

Ya desde los 3 años de edad cuando los niños tienen todos los dientes, se recomienda hacer tratamientos preventivos como la aplicación de sellantes de fosas y fisuras, limpiezas y profilaxis cuando sean necesarias y aplicaciones tópicas de flúor.

También en estas visitas, el dentista podrá ir reforzando en el niño el hábito correcto del cepillado dental, de este modo le parecerá totalmente normal el hecho de cuidar su boca y la necesidad de cepillarse los dientes correctamente.

TRATAMIENTOS DENTALES PARA NIÑOS

El hecho de que un diente sea temporal y sea reemplazado en el futuro, no implica que sea bueno para el niño mantener un foco de infección en la boca. Por ello siempre que exista una caries en un diente temporal, debe ser eliminada y el diente debe ser restaurado con una reconstrucción.

Cuando se observan problemas en la posición de los dientes, se recomienda la valoración por el ortodoncista, ya que de este modo, se pueden realizar tratamientos preventivos que impidan problemas de maloclusión severos en el futuro.

El contacto temprano con el dentista asegurará una boca sana en el futuro.

Desde tu clínica dental en Barcelona, Estudi Dental Barcelona, queremos daros un consejo para los más pequeños a los que les gusta comer chuches, los niños pueden comer gominolas, por ejemplo,  siempre y cuando al acabar se cepillen los dientes, así evitarán que el pH de su boca disminuya y por tanto que las bacterias, dejen residuos ácidos que harán que se formen las caries. El tiempo entre la ingesta de dulces y el cepillado dental,  no debe ser superior a una hora, porque durante este transcurso de tiempo, ya empieza a disminuir el pH de la boca.

Os aconsejamos realizar como mínimo, un control anual de la boca en vuestra clínica dental en Barcelona, para salir de dudas en si algún puntito que detectáis en sus dientes, es simplemente una mancha o tinción del diente o realmente hay una caries incipiente. Este diagnóstico lo debe realizar un dentista con la exploración y generalmente con una radiografía de toda la boca (ortopantomografía), cuando los niños tienen más de 3 años, ya que hay zonas en las que es difícil detectar si hay o no caries, puesto que no se ven a simple vista.

Visitadnos en Estudi dental Barcelona y resolveremos cualquier otra duda que tengáis con respecto al cuidado de la boca de vuestros pequeños.

Referencias

  • Casamassimo PS et al, editors. Pediatric dentistry : infancy through adolescence. 5th ed. St. Louis, Mo. : Elsevier/Saunders; 2013.
  • Boj JR et al. Odontopediatría : la evolución del niño al adulto joven. Madrid: Ripano; 2011.
  • Boj JR, Hernández M, Cortés O, González P. Odontopediatría: Dudas y Aclaraciones. Odontología Books, 2018.
2 Comentarios
  • carlos ibañez
    5 mayo, 2018 at 4:18 am

    exelente prsentacion de cada tema felicitaciones ,solo q en en cronologia de erupcion se dice q los desiduos son 14 por arcada



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies