¿En qué consiste el galvanismo bucal?

El galvanismo o, también llamado electrogalvanismo, es un efecto de tipo eléctrico que se produce por la diferencia de potencial eléctrico entre los metales, como por ejemplo las restauraciones de amalgamas, las prótesis metálicas o los postes de diferentes aleaciones.  

Este efecto eléctrico puede causar alguno signos y síntomas entre los cuales se destacan los dolores de cabeza, un desagradable sabor metálico en la boca, desmayos, náuseas, sensación de ardor en la lengua y boca inusualmente seca. 

¿Cuáles son las causas del galvanismo bucal?

La principal causa del galvanismo bucal es la presencia de diversos metales en boca, como por ejemplo las amalgamas. Esta presencia de materiales diversos hace que entre estos se produzcan tensiones eléctricas por la diferencia de potencial eléctrico que existe entre cada uno. La presencia de diferentes metales en boca y la saliva favorecen la generación de corrientes eléctricas las cuales pueden convirtirse en un importante factor de irritación.  

El galvanismo no solamente se produce en el medio bucal en presencia de saliva, también existe un galvanismo en el interior de la pieza dental. Por ejemplo cuando se colocan postes metálicos cuya composición es diferente a las cofias de las coronas. En muchas ocasiones se colocan postes de cobre aluminio o plata paladio y, como generalmente la base de las coronas metal porcelana es de cromo níquel, se produce este efecto llamado galvanismo.  

El galvanismo provoca un efecto de tipo electrotérmico y otro de tipo electroquímico. Por lo que se eleva la temperatura de alrededor de 2 o 3ºC y se produce un efecto de electrolisis. 

¿Qué soluciones existen ante el galvanismo bucal?

Para poder solucionar el galvanismo bucal, se recomienda utilizar otro tipo de materiales para poder evitar el efecto galvánico. Lo recomendado en caso de necesitar metal en boca sería utilizar oro dental ya que este difícilmente sede electrones por tanto no se desintegra ni se corroe, el problema de éste es el costo.  

Otro metal que es biocombatible es el titanio y éste es la base de los implantes por tanto si colocamos un implante de titanio la base de la corona de porcelana debería ser de titanio para combatir el galvanismo interno.  

Es de gran importancia no colocar diferentes metales en la cavidad oral para evitar este fenómeno, el galvanismo. 

Otro tipo de solución odontológica para evitar y erradicar el galvanismo bucal es intentar cambiar las reconstrucciones de amalgama presentes en boca por unas de resina compuesta. Además, si hay existencia de varios metales en boca se pueden cambiar las prótesis metálica por otras prótesis que tengan ausencia de material, como por ejemplo cambiar las coronas metálicas por unas de porcelana. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies