Reglas y recomendaciones para una buena higiene dental

La higiene bucodental es la principal forma de mantener la boca en un buen estado de salud.  

El principal objetivo de la higiene bucodental es eliminar y desorganizar la placa dental, o también llamada biofilm oral. De esta forma se elimina los posibles efectos nocivos que puede tener la placa sobre las encías y los dientes. 

Con una buena higiene y una salud bucal, los dientes están limpios y sin restos de alimentos, las encías tienen una buena coloración y sin sangrado y la boca presenta un buen aliento.  

Recomendaciones para tener una buena higiene bucodental

La principal recomendación es realizar una buena técnica de cepillado. Existen varias técnicas de cepillado, que depende de la patología bucodental y las características de cada caso se recomienda una u otra. La mejor técnica de cepillado es la que elimina la placa dental por completo, es cómoda para el paciente y no causa ningún tipo de lesión en los tejidos. La técnica más utilizada es la técnica de Bass o técnicas de Bass modificada, mediante la cual el cepillo se coloca en un ángulo de 45º que hace que las cerdas del cepillo penetren ligeramente en la encía. Con la ayuda de movimientos de barrido la placa dental se elimina. 

El cepillo con el que se lavan los dientes es importante que su cabezal sea pequeño para conseguir una máxima limpieza en las zonas de acceso difícil y que las cerdas de este sean de una dureza media. El cepillado dental se tiene que acompañar con una pasta dental fluorada, para proteger los dientes de la caries dental. 

Se tiene que realizar la higiene bucodental tres veces al día. De este modo, se asegura que la placa dental se ha eliminado por completo. Es importante que cada vez que se cepillen los dientes, se haga durante 3 minutos como mínimo. Los estudios científicos demuestran que hasta los 3 minutos no se elimina mayoritariamente la placa dental. Se recomienda que si no se sabe exactamente cuanto son tres minutos, se puede realizar el cepillado dental con ayuda de una canción con esa duración. De esta forma, el cepillado dental formará parte de una parte divertida y alegre del día. 

El cepillo de dientes se debe cambiar cada 3 meses. Al cabo de este tiempo, las cerdas del cepillo pierden su forma y la efectividad del cepillado disminuye. Si las cerdas se estropean antes, significa que se realiza demasiada presión durante el cepillado, por lo que se tiene que disminuir la presión. 

Para obtener una buena higiene bucodental, a parte de realizar una buena técnica de cepillado es importante realizar otras recomendaciones. 

También, es de importancia realizar una higiene interproximal. Esta se consigue con ayuda del hilo dental o de los cepillos interproximales. Se recomienda realizar la higiene interdental como mínimo una vez al día, ya que estas superficies representen el 40% del total de superficies de los dientes. 

Aparte de higienizar la cavidad oral, se tiene que llevar una dieta sana y equilibrada con un consumo elevado de frutas y verduras y una reducción de la ingesta de azúcares.  

Finalmente, acudir al dentista cada 6 meses para que se realicen revisiones y controles de la cavidad bucodental, junto con una profilaxis dental, mejorará y ayudará a mantener una buena salud bucodental. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies