Cómo se esteriliza en el ámbito odontológico

La esterilización es un procedimiento mediante el cual se destruyen todas las  formas de vida microbiana (bacterias, virus y protozoos) incluyendo las formas más resistentes como son las esporas, el tétanos o la cándida. Representa el nivel más avanzado de control de infección y contaminación.  

Este procedimiento es realizado antes y después del uso de todo el material reutilizable y en todos los instrumentos que sean críticos y en los semicríticos, es decir en materiales que normalmente entran en tejidos estériles o en el sistema vascular o aquellos a través de los cuales fluya un líquido corporal. 

Antes de realizar la esterilización, los instrumentos deben ser muy bien lavados, secados y embolsados. El prelavado debe ser realizado por inmersión de los instrumentos con una solución enzimática. En este paso se desprende la materia orgánica y se desnaturalizan las proteínas. Después se recurre al lavado mediante el uso de cepillos o ultrasonidos y se procede al secado del material con toallas de papel desechables. Finalmente, se embolsan los materiales con envoltorios adecuados para su uso que tienen unas tiras indicadoras de la esterilidad. 

Métodos y técnicas de esterilización en odontología

La esterilización en la actualidad se consigue gracias a varios métodos de esterilización. La esterilización se puede conseguir gracias a procedimientos que pueden ser físicos o químicos. 

Los agentes físicos que son utilizados para realizar la esterilización en odontología pueden ser: 

  • El calor húmedo es utilizado gracias al autoclave. Consiste en vapor saturado a bajo presión y a altas temperaturas. La norma establece una temperatura de 121ºC a una presión de 1 atm durante 20 minutos. 
  • El calor seco se emplea en un horno esterilizador. Gracias a un procedimiento de 180ºC durante 30 minutos se esteriliza todo el material. 
  • La energía radiante es utiliza en la industria odontológica y se caracterizan por tener altas energía y penetración. Esta puede ser ionizante o ultravioleta.  

Los agentes químicos más empleados en la práctica odontológica para obtener una esterilización son los siguientes: 

  • El glutaraldehido al 2% es empleado durante unas 12 horas a una temperatura de 25ºC. Este producto al ser tóxico requiere un posterior lavado del instrumental. 
  • El formaldehido es utilizado como agente esterilizador al 8% durante un tiempo aproximado de 18 horas. 
  • El óxido etileno es un gas tóxico e incoloros que se utiliza para la esterilización de materiales termo sensibles (como gomas o plásticos).  
  • El gas-plasma de peróxido de hidrógeno se consigue su esterilización mediante un ciclo de 55 minutos. Es necesario la posterior aireación del material ya que la temperatura que se alcanza es muy alta. 
Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies