¿Qué es una limpieza dental profesional?

La limpieza dental profesional o profilaxis dental o tartrectomía es un tratamiento preventivo. Se trata de uno de los tratamiento dentales más demandados en la clínica dental. Este procedimiento tiene como objetivo prevenir posibles enfermedades dentales, como la periodontitis. 

Se basa en la eliminación de la acumulación de placa y/o cálculo dental de las superficies dentales o de debajo de las encías junto con la eliminación de las tinciones dentales mediante un pulido.

Únicamente puede ser realizada por un profesional acreditado para realizado, como son los higienistas dentales o los odontólogos. Es de importancia que sean realizadas por expertos para evitar iatrogenias y problemas que pueden generar sobre la salud bucodental. 

Se recomienda la realización de una profilaxis dental como mínimo una vez al año. Dependiendo del estado de la salud bucal se pueden realizar más limpiezas profesionales al año, la frecuencia en realiza profilaxis dentales lo debe indicar el especialista dental. 

Junto con una buena técnica de cepillado dental e interproximal, se trata de un tratamiento imprescindible para mantener la salud bucodental.

¿Cómo se realiza una limpieza dental profesional? 

El procedimiento para hacer la profilaxis dental sigue un protocolo establecido. La duración de este tratamiento es entre 30 y 45 minutos, inferior a una hora.  

Se debe hacer una historia clínica completa del paciente antes de realizar cualquier tratamiento dental. Esta incluye una anamnesis, donde se recogen todos los antecedentes de interés del paciente, una exploración clínica y, si es necesario, se realizan pruebas complementarias, como la radiografía dental. 

Durante la exploración clínica intraoral se identifican las zonas donde hay presencia de cálculo y placa dental. Para poder detectarlas, puede ser de ayuda la utilización de soluciones reveladoras de placa.  

Gracias a estos reveladores de placa, se identifican visualmente las zonas donde la higiene es menos eficiente y de este modo durante el proceso se instruie al paciente en la modificación de la técnica de cepillado para poder eliminarlas. 

Una vez hecha la inspección clínica, se procede a la profilaxis dental. Mediante un aparato ultrasónico se elimina tanto el cálculo supragingival (el sarro visible) como el cálculo subgingival (el que está debajo de la encía y no se ve a simple vista) junto con la placa dental. En numerosas ocasiones son de ayuda los instrumentos manuales, las curetas.  

Después de la utilización de aparatos ultrasónicos y/o manuales, se procede al pulido dental. Se utiliza un cepillo o una copa de goma que gira junto con una pasta pulidora. La función del pulido dental es eliminar las tinciones extrínsecas producidas por la ingestión de té, vino, café o fumar, entre otros causantes. De eta forma se consigue un aspecto más blanco y limpio de los dientes. 

Para finalizar el tratamiento, se pasa un hilo dental entre todos las superficies interproximales del diente para pulir las superficies donde el cepillo de pulido no llega. También se hará un recordatorio y una explicación de la técnica de higiene bucodental con el cepillo y el uso de hilo dental para ayudar a limpiar las zonas de difícil acceso. 

Antes de finalizar la visita, se programa un recordatorio dentro de el tiempo previsto (generalmente en 6 meses o en un año) para realizar de nuevo la profilaxis dental y mantener una correcta salud bucodental. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies