¿Cuál es la mejor técnica de cepillado?

Las visitas regulares de control al dentista combinadas con un apurado cuidado dental por parte del paciente, pueden mantener un estado saludable de encías y dientes, además de reducir el riesgo de la aparición de diferentes patologías orales. Utilizar una técnica de cepillado adecuada y mejor si es desde la infancia conduce al paciente a contribuir a tener salud oral.

El cepillado dental es una procedimiento de higiene bucodental que tiene como finalidad desorganizar e interferir en la formación la placa bacteriana, junto con la eliminación de los restos alimentarios. El objetivo final del cepillado dental es eliminar la placa bacteriana de todas las superficies de la cavidad oral.

Existen diferentes técnicas para realizar la higiene oral diaria, pero cualquiera de ellas asume su eficacia y éxito en el seguimiento de un orden preestablecido a ello se le debe sumar un factor muy importante, el tiempo que se le dedique.

Para tener una higiene oral óptima uno de los puntos importantes es crear un hábito desde pequeños y lograr mantenerla, además se debe ser minucioso a la hora de realizar la higiene, no se debe olvidar lengua y esa porción de encía libre que también se debe tener en cuenta, ya que es una de las localizaciones que tiende a tener más acumulo de placa bacteriana, porque por su anatomía puede actuar en forma de bolsillo.

Una buena opción para seguir siempre un mismo orden: dar inicio a la higiene por la cara externa  de las piezas dentales de la parte superior derecha llegando al extremo contrario del maxilar superior, en la arcada inferior se debe seguir el mismo orden y por ultimo pasaremos a la cara interna de las piezas dentales repitiendo el recorrido, luego se procede a la parte masticatoria de muelas y a los bordes dentales, después de dientes y muelas no debemos olvidar la lengua , previamente deberemos haber enjuagado el cepillo dental para proceder a la higiene de la lengua es importante que el recorrido sea de atrás hacia adelante.

La duración de una buena técnica de cepillado comprende un rango de tiempo entre 3 y 4 minutos, la frecuencia ideal es de tres veces al día, después de cada comida completando la higiene de las superficies interproximales, con hilo dental o cepillos interproximales.

La mayoría de pacientes en edad adulta esto no lo realizan, existen sistemas para ser conscientes de cuanto tardamos en cepillarnos como cronometrarlo con la duración de una canción. Para cepillarse los dientes de manera óptima debemos realizar movimientos cortos y suaves haciendo mayor énfasis al punto de encía libre entre esta y los dientes, así como cuando hay presencia de restauraciones, coronas o zonas de difícil acceso.

Deberíamos seguir el siguiente protocolo idealmente:

  • Higienizar superficies externas de los dientes superiores e inferiores.
  • Higienizar las superficies internas de los dientes superiores y de los dientes inferiores.
  • Higienizar las superficies masticatorias.
  • Sin olvidar de cepillar la lengua.

¿QUÉ TÉCNICAS DE CEPILLADO DENTAL EXISTEN?

Las técnicas de cepillado se clasifican en función de la posición y del movimiento del cepillo. Algunas de las más frecuentes son: el barrido horizontal, el barrido vertical y las técnicas vibratorias.

A continuación, pasamos a explicar algunas de las técnicas más utilizadas para la elección de estas irá según el tipo de paciente y el estado de salud que presente este.

El barrido horizontal es la que utilizan la mayoría de las personas. Al ser la más fácil de realizar, es la que adoptan los individuos que nunca han recibido enseñanza de cepillado. Suele ser utilizado en edades infantiles, ya que se trata de la técnica más fácil de utilizar. Los filamentos se colocan perpendiculares a la superficie dentaria y se hace un movimiento de fregado de atrás hacia adelante y al contrario. Esta técnica está indicada para control de placa supragingival.

El barrido vertical, es igual que la técnica de barrido horizontal, pero con movimientos hacia arriba y abajo. También está indicada para control de placa supragingival. Las principales técnicas de cepillado vertical son:

  • La técnica de barrido es indicada para pacientes jóvenes con una buena salud periodontal. El cepillo se coloca perpendicular al eje dental, apuntando hacia apical y ejerciendo una presión ligera sobre las encías. Se efectúan movimientos de giro de muñeca, de manera que el cepillo barre sobre las caras dentales.
  • La técnica vertical es la ejecución de la limpieza dental mediante un movimiento en sentido vertical (hacia arriba y abajo) de los dientes, excepto las caras oclusales.
  • La técnica de Stillman modificada se recomienda para limpiar zonas con recesión gingival para minimizar la destrucción abrasiva del tejido. Esta técnica es igual que la de Stillman, con la diferencia que después de realizar cada movimientos vibratorios, el cepillo se desplaza realizando un movimiento de barrido en sentido oclusal.
  • En la técnica de Bass, los filamentos se colocan en el surco gingival y en las zonas interproximales formando un ángulo de 45° respecto al eje mayor del diente y se realiza un barrido vertical final desde la encía.

Las técnicas vibratorias, entre ellas se encuentran:

  • La técnica de Bass modificada, especialmente útil en pacientes periodontales. Esta es la técnica más aconsejada por todos los facultativos. Es considerada la técnica más eficaz y con la que se consigue una higiene mucho más, apurada. Es parecida a la técnica de Bass pero se realizan movimientos vibratorios o de vaivén en sentido anteroposterior de 2mm (10-15 movimientos en cada sector). La placa subgingival es eliminada por capilaridad, y la supragingival, por los filamentos que no están en el surco. La técnica de Stillman modificada es similar a la anterior, pero con movimientos circulares o rotatorios.
  • La técnica de cepillado de Stillman tiene como objetivo masajear, estimular la encía y limpiar las zonas cervicales de los dientes. Está indicada para niños mayores de 7 años. El cabezal del cepillo se coloca en un ángulo de 45º (hacia apical) en relación con el eje de los dientes. Los filamentos se colocan sobre el margen gingival y se ejerce una presión leve con un movimiento vibratorio (15 segundos por cada dos dientes) y se retira el cepillo.
  • La técnica de Charters tiene como finalidad masajear la encía con suavidad. Es recomendada para la limpieza de zonas de cicatrización después de intervenciones quirúrgicas periodontales y adultos con periodontitis. Implica colocar el cepillo en un ángulo de 45ª, hacia incisal u oclusal. Los filamentos de flexionan contra la encía y mediante un movimiento vibratorio de vaivén, estos penetran en el espacio interproximal.

En cualquiera de las técnicas descritas lo importante es hacerlo de manera minuciosa, con un tiempo adecuado utilizando el cepillo adecuado. Complementando esta higiene con el uso del hilo dental o cepillo interproximal según el caso, además de usar algún colutorio que contenga flúor a fin de proteger el esmalte de las caries. La frecuencia del cepillado es otro factor importante para evitar la acumulación de placa y posible existencia o desarrollo de halitosis oral.

REFERENCIAS

  • Manual de Periodoncia. Echevarría García JJ, Echevarría Manau A. Ed. Ergon. Barcelona, 2007.
  • Carranza’s Clinical Periodontology. Newman, Takei, Kllokkevold, Carranza. Ed. Elsevier, 10th Edition.
  • Cuenca Sala E, Baca García P. Odontología preventiva y comunitaria. Principios, métodos y aplicaciones. 4a ed. Barcelona: Elsevier Masson; 2013.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies