¿Qué es un curetaje dental por cuadrante y cuándo es necesario?

Si se ignoran los síntomas de sangrado gingival como problema gingival y no se tratan, la inflamación avanza hacia la raíz del diente causando problemas periodontales, donde se forma una bolsa periodontal. En esta bolsa periodontal se crean condiciones idóneas para que las bacterias se puedan desarrollar y multiplicar. 

Una vez se instauran las bacterias en estas bolsas periodontales, se inicia la enfermedad periodontal la cual afecta a las estructuras de sostén del diente causando daños difícilmente reversibles. Por suerte si se coge la enfermedad a tiempo, la progresión de esta enfermedad puede detenerse. 

Para detener el avance de la enfermedad periodontal se recomienda realizar un curetaje dental o limpieza profunda. Este tratamiento elimina las bacterias de las bolsas periodontales.  

¿Qué es el curetaje dental?

El curetaje dental, es también cocido como raspado y alisado radicular y va más allá de la simple higiene dental.  

Este tipo de tratamiento persigue la eliminación del sarro y la placa bacteriana que se encuentra debajo de las encías. Consiste básicamente en el raspado de las superficies de las raíces de los dientes llegando hasta el fondo de las bolsas periodontales contaminadas. Se realiza con unos instrumentos llamados curetas dentales.  

Las curetas dentales son instrumentos manuales que permiten acceder al espacio que existe entre la encía y el diente, llegando al fondo de las bolsas periodontales y eliminando el acúmulo de sarro y bacterias que causan la enfermedad periodontal. 

La finalidad principal de este tratamiento es eliminar el sarro acumulado en estas superficies para luego alisarlas y dejarlas libres de impurezas, tratando de este modo la enfermedad periodontal, la periodontitis. 

¿Por qué las sesiones de tratamiento se dividen en cuadrantes?

Normalmente este tratamiento se suele dividir por cuadrantes, es decir por sesiones de trabajo. Así pues cada cuadrante corresponde a un lado de la boca: superior derecho, superior izquierdo, inferior izquierdo e inferior derecho.  

Esta forma de trabajo es más eficaz y permite provocar mínimas molestas al paciente, porqué dependiendo de cada situación puede requerir el uso de anestesia local. También hace que las citas sean menos duraderas comparado si se trabajara toda la boca en una única sesión. 

¿Cuándo es necesario realizar un curetaje dental?

En periodoncia existen dos enfermedades principales relacionadas con las encías: la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis es la enfermedad de la encías donde no hay afectación ósea debido a un acúmulo de placa bacteriana y sarro. Por lo tanto, la eliminación a tiempo con una profilaxis dental y una buena higiene bucodental se soluciona el problema. En cambio, si no se soluciona la gingivitis a tiempo, el sarro y las bacterias penetran bajo las encías, multiplicando el daño y iniciando una pérdida ósea.  

En este último caso es cuando es necesario realizar un raspado y alisado radicular como parte del tratamiento periodontal. De esta forma evitamos que la periodontitis evolucione y frenamos la pérdida de soporte dental. 

 

¿Cómo se puede evitar tener que necesitar un curetaje dental? 

El tratamiento por excelencia es la prevención.  

Se aconseja acudir a las revisiones anuales con su periodoncia o dentista para realizar el tratamiento de profilaxis dental y controlar la situación bucodental. 

Una buena higiene bucal es la clave para evitar cualquier enfermedad bucodental. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies