¿Cómo afecta el estrés a los dientes?

La palabra estrés tiene origen griego, “stringere”, que quiere decir: apretar, se puede definir cono un estado de tensión física y emocional que desencadena diferentes trastornos.

El estrés aparece cuando la persona sufre una situación que le resulta preocupante o situación que percibe como una amenaza y puede llegar a sentir que le desborda. Las causas pueden ser muy diversas desde un divorcio hasta tensión laboral, los cambios inesperados también son una causa frecuente de estrés. Las emociones están íntimamente relacionadas con el estrés.

Síntomas más frecuentes de estrés

El estrés se da como una respuesta de autodefensa por parte de nuestro organismo. Entre los síntomas más frecuentes:

  • Agitación en la respiración
  • Aceleración del pulso
  • Aceleración del ritmo cardiaco
  • Dificultad en la concentración
  • Cambios de humor
  • Cefaleas
  • Dolor de cervicales
  • Mayor cansancio
  • Alteración del sueño
  • Sentimientos inestables
  • Dolor de músculos
  • Sensación de continua fatiga
  • Problemas digestivos.
  • Problemas dentales.

Según diferentes artículos, existe una relación directa entre el estrés y la salud oral, siendo esta relación totalmente negativa para la salud de nuestras encías y dientes. Está situación tiene que ser controlada para mantener una boca totalmente sana. Y es que cuando más estresados estamos más olvidamos nuestra higiene oral y peor nos alimentamos, esto como consecuencia afecta a la salud oral.

Consecuencias del estrés en la salud dental

Ese estrés afecta de manera negativa a nuestra salud oral, siendo la principal y más frecuente de las consecuencias en el medio oral la aparición de:

  • Sangrado e inflamación de las encías.
  • Gingivitisal realizar una peor higiene bucal, se inflaman las encías provoncando una gingivitis.
  • Periodontitis: (enfermedad de las encías)ya que se suele dar una ausencia de la higiene oral que como principal consecuencia es la movilidad dental ya que se da una pérdida del tejido de soporte del diente. El estrés es uno de los factores de riesgos de las enfermedades de encías y dientes. La principal hormona del estrés se llama cortisol, y puede ser la causante de la inflamación en nuestro organismo, lo que favorece la aparición de una enfermedad periodontal.
  • Bruxismo:trastorno basado en apretar de manera involuntaria los dientes que desencadenando en un desgaste dental de las piezas dentales pudiendo llegar a producir fracturas o fisuras, la tan molesta sensibilidad dental. El hábito de apretar o rechinar los dientes que se realiza inconscientemente, consiste en una parafunción mandibular que se realiza de manera continua, los pacientes con bruxismo pueden padecerlo tanto durante el día como por la noche, pero sobre todo durante la noche es el momento en el que liberamos el estrés de forma inconsciente. Este hábito conlleva a que se desgaste el esmalte de nuestros dientes, pudiendo causar sensibilidad, se fisuren e incluso se lleguen a fracturar los dientes.
  • Trastornos temporomandibulares: Se cree que el estrés es un factor del trastorno temporomandibular. Las situaciones estresantes pueden agravar el trastorno temporomandibular por el uso excesivo de los músculos de la mandíbula, como por ejemplo el bruxismo, con el que se rechinan o aprietan los dientes.
  • Aftas y herpeslas aftas (úlceras en la cavidad oral) son de aparición frecuente ya que se produce un evidente descenso de las defensas de nuestro organismo.o úlceras en la boca habitualmente se desencadenan por un traumatismo, como por ejemplo morderse en la mejilla, una pequeña lesión en la encía como consecuencia de un cepillado dental demasiado traumático. Pero, al estar sometidos a altos niveles de estrés nuestro organismo presenta más bajas las defensas de lo habitual, ayudando así a la aparición de estas pequeñas úlceras.
  • Sequedad bucal y caries: con el estrés se reduce la producción de saliva, haciendo que la boca se deshidrate y que aumente la probabilidad de sufrir xerostomía. La xerostomía irrita los tejidos blandos de la boca, facilitando la aparición de infecciones y caries, e incluso contribuye al mal aliento.
  • Aparición de caries debido al descenso del flujo salival.
  • Dolor dental.
  • Dolor de los músculos relacionados en la masticación.

¿Cómo puedo evitar las consecuencias del estrés en los dientes?

  • Lo más importante será acudir de manera frecuente a nuestro dentista para que nos realice una exploración y descarte posibles consecuencias dentales del estrés, deberemos realizar visitas periódicas control al menos dos veces al año, ya que puede darse que no presentemos una sintomatología que sea capaz de alertar. Acude al dentista regularmente, por lo menos una vez al año para tener un control del estado de tus dientes y así evitar futuros problemas.
  • Para evitar las enfermedades periodontales es importantes que no olvides cepillarte los dientes al menos dos veces al día y sobre todo por la noche, antes de irte a dormir. Prestar atención y no descuidar nuestra higiene oral, no perder el hábito de cepillarnos tres veces al día, usando el hilo dental después de efectuar el cepillado, hay que ser consciente de no dejar de lado la rutina dental y al menos una vez al año realizar una higiene dental con el profesional.
  • Utiliza la seda o hilo dental una vez al día.
  • Si las aftas no se curan, si notas alguna molestia en la encía o en los dientes, debes acudir a tu dentista demanera inmediata.
  • Intenta mantener una dieta equilibrada, rica en fruta y verduras. Llevar una alimentación sana, una dieta rica en verduras y fruta contribuyen a que no se den inflamaciones, además es importante que no se den carencias de vitaminas o proteínas. Alimentos que eviten la sequedad bucal y que ayuden a que se dé un flujo salival adecuado. Así mismo se deberá suprimir o evitar el hábito del tábaco.
  • Existen diferentes técnicas que te ayudarán a combatir el estrés. Técnicas relacionadas, a la ayuda de autocontrol del estrés como podrían ser ejercicios de carácter relajante, la meditación y el yoga también pueden ser grandes aliados.
  • Evita el té, café, coca-cola y chocolate. Disminuye el consumo de alcohol.
  • Evita situaciones estresantes; en caso que no puedas eludirlas, sublimarlas o transformarlas. En caso de que se haya dado una bajada defensas y hayan aparecido aftas es importante tenerlas controladas y si no remiten a la semana acudir a nuestro dentista para que las valore. También tratar de evitar situaciones de tensión, desagradables o incomodas.
  • Evitar la preocupación o ansiedad.
  • Según los síntomas, el odontólogo puede recomendarte un tratamiento específico, como por ejemplo una férula de descarga. La férula de descarga se les recomienda a todos los pacientes que tienen bruxismo o trastornos temporomandibulares. Se aconseja el uso de una férula de descarga a fin de evitar desgaste dental, dolor de dientes y músculos.

Según los signos y síntomas que se presente el tratamiento de elección será uno u otro. En Estudi Dental Barcelona realizaremos un diagnostico personalizado optando por el tratamiento más adecuado según el paciente. Contamos con excelentes especialistas que te ayudarán y te aconsejarán sobre los mejores tratamientos adecuados para ti y para solucionar las consecuencias del estrés.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies